Cómo mantener el cabello saludable después de los 50

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Desde cortar con regularidad hasta usar productos naturales. Así de fácil es mantener el cabello saludable después de los 50 años.

Tegucigalpa, Honduras

Mantener el cabello saludable es algo que todas las mujeres quieren a cualquier edad, pero después de los 50 años es un imperativo. A esta edad, los cambios físicos y hormonales son muy evidentes, impactando en la cabellera.

La llegada de la menopausia y hasta los tratamientos capilares hechos durante toda la vida hacen lo suyo. De no cuidarlo, el pelo puede caerse, notarse quebradizo, delgado, opaco y sin vida. ¿No quieres que te pase? Te contamos cuáles son los cuidados que debes seguir para mantener tus hebras saludables.

7 formas de tener un cabello saludable después de los 50 años

Si bien lo ideal es consultar con un profesional en dermatología, hay prácticas que son de provecho y que puedes iniciar hoy mismo. Veamos en detalle.

1. Utiliza productos especiales

En el mercado hay cientos de productos de cuidado capilar que prometen diferentes beneficios. Si eres una mujer de 50 años o más, lo recomendado sería usar productos específicos para las condiciones específicas de tu melena.

Por ejemplo, considerando que la caída del cabello es frecuente a esta edad, prioriza los productos anticaída y con antioxidantes. Asimismo, evita el uso de champús con parabenos.

Enjuaga con agua tibia tras la aplicación de los productos.

2. Nutre tu cabello de dentro hacia afuera

Profesionales de la salud explican que el cabello tiene unas necesidades nutricionales muy específicas. Entre las más importantes están los requerimientos de aminoácidos, de vitaminas C, A y del complejo B, y de minerales como el zinc y el hierro.

Estos nutrientes se pueden adquirir al consumir alimentos y al aplicarse tratamientos en el pelo. Así las cosas, para tener un cabello saludable después de los 50 sería recomendable consumir lo siguiente:

  • Frutos secos.
  • Frutas y verduras de color naranja.
  • Espinacas y verduras verdes.
  • Pescado.

3. Evita los tratamientos invasivos

El empleo de secadores, planchas y pinzas, entre otros elementos, puede acelerar la caída y el daño profundo del cabello. Si deseas hacerte peinados con dichas herramientas, prefiere temperaturas moderadas y aplica protectores térmicos.

En cuanto a la coloración, si no deseas lucir tus canas al natural, opta por tintes sin amoniaco ni alcohol. Hay algunos colorantes naturales, como la henna, que dan brillo.

4. Estimula la circulación

Activa la circulación sanguínea del cuero cabelludo por medio de un masaje. No solo incrementarás la irrigación, sino que reducirás el estrés y la tensión muscular en el cuello y las sienes.

Hacerlo en casa es muy sencillo. Sin ningún tipo de presión sobre las hebras, se masajea el cuero cabelludo con las yemas de los dedos. Hazlo en todas las áreas y baja hasta el cuello.

5. Aprovecha los recursos naturales

Los productos naturales tienen destacadas propiedades, por lo que es una gran idea aprovecharlos para hacernos tratamientos en casa:

  • Plátano: aporta altos niveles de potasio.
  • Aceite de oliva: rico en antioxidantes.
  • Romero: vasodilatador y activador de la circulación.
  • Aceite de almendras: rico en vitamina E y antioxidante.
  • Cebolla: activa la circulación y aumenta el riego sanguíneo.

6. Corta tu cabello con regularidad

Otro de los consejos para tener un cabello saludable después de los 50 años consiste en cortarlo. Lo recomendado es hacerlo cada dos o tres meses. Aunque sean solo las puntas, si es que te gusta lucirlo largo.

No tienes que cortar mucho. Con dos a tres centímetros será más que suficiente para eliminar puntas secas, abiertas y debilitadas.


7. Consulta a un profesional

Si tienes 50 años o más y, pese a seguir con los tratamientos y consejos propuestos, la caída es abundante, consulta a un profesional. Es normal que las mujeres pierdan hebras a lo largo de su vida, pero cuando esto es exagerado, es necesario ponerse en manos de especialistas.

¿Por qué cuidar más el cabello después de los 50?

Al cumplir esta edad, el cuerpo femenino atraviesa grandes transformaciones. Con ellas, se hacen más frecuentes algunas situaciones:

  • Alopecia androgenética femenina: como lo respaldan publicaciones, la pérdida del cabello en la mujer es cada vez más frecuente. Este tipo de alopecia que mencionamos, se produce a partir de los 30 a 40 años y puede continuar. Sus causas se relacionan a cambios hormonales.
  • Alopecia frontal fibrosante: la menopausia no solo causa alteraciones óseas y cardiovasculares, sino que transforma las condiciones de la piel. Y, por supuesto, el cabello también se ve alterado. Además de vincularse a la alopecia androgenética femenina, la premenopausia y la posmenopausia se asocian a alopecia frontal fibrosante. Expertos indican que este tipo de calvicie se manifiesta con disminución del cabello en la línea frontal y frontoparietal.
  • Aparición de canas: estas hebras capilares blancas aparecen a causa del envejecimiento de los folículos pilosos y la disminución de los melanocitos. Aunque se creía que estos cabellos eran débiles, hoy se sabe que las canas tienen un diámetro mayor que el de los cabellos pigmentados. Sin embargo, el tallo pierde calidad.

Además, las mujeres mayores de 50 pueden perder cabello por otras causas:

  • Malnutrición.
  • Ansiedad y depresión.
  • Problemas de tiroides.
  • Consumo de sustancias tóxicas.

¡Disfruta de una cabellera sana a tus 50!

Ahora que sabes cómo tener un cabello saludable después de los 50, podrás lucir una melena hermosa, brillante y vital. Con canas o sin ellas, lo fundamental es tener un pelo con salud.

La cabellera es parte de tu cuerpo. Está expuesta a las vicisitudes del medio y puede sufrir bastante. Comienza hoy con su cuidado. Mejorconsalud

En nuestra Portada...

Coma