Consejos para progresar con el entrenamiento HIIT

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

*** El entrenamiento HIIT tiene importantes beneficios para quienes desean mejorar su peso y su estado físico. Sin embargo, es importante practicarlo de forma gradual.

Tegucigalpa, Honduras

El entrenamiento HIIT o entrenamiento en intervalos de alta intensidad es una forma de ejercicio cardiovascular que se realiza en ráfagas cortas e intensas. Su principal objetivo es maximizar el rendimiento deportivo en condiciones en las que los músculos están privados de oxígeno.

Todas las personas que deseen desarrollar su fuerza o su ​​resistencia, así como aquellas que quieran perder peso, encuentran un gran aliado en este tipo de rutinas. Sin embargo, es importante implementarlas de manera gradual, en función de la condición física actual, entre otros factores.

Asimismo, hay que tener en cuenta que, para realizarlo de forma correcta, es necesario alternar intervalos de carga intensa con periodos de descanso o de ejercicio menos intenso (descanso activo). ¿Cómo progresar con este tipo de entrenamiento? ¿Qué debes tener en cuenta? ¡Descúbrelo!

¿Cómo empezar a hacer entrenamiento HIIT?

Cualquier persona puede obtener beneficios con la práctica de HIIT. De hecho, no es necesario ser un gran deportista para utilizar este estilo de entrenamiento. Aún así, es importante que las personas que quieran empezar a practicarlo se informen o busquen la orientación de un profesional.

En cualquier caso, una de las ventajas de esta forma de ejercicio es que es complemente escalable. Es decir, se puede progresar poco a poco, desde una modalidad fácil (menos ejercicios y ciclos más cortos) hasta una más difícil.

Una manera de comenzar es con relación de 1:4; es decir, multiplicar por 4 el tiempo destinado al ejercicio. De manera práctica, esto sería trabajar de forma intensa durante 30 segundos y descansar 2 minutos. Si 30 segundos es demasiado, puedes reducirlo a la mitad; o sea, 15 segundos de ejercicios intenso y 1 minuto de descanso.

A medida que consigas progresar en el entrenamiento HIIT, podrás reducir la proporción a 1:2. Es decir, 15 segundos de trabajo seguidos de 30 segundos de descanso, o 30 segundos de trabajo seguidos de 1 minuto de descanso.

El siguiente paso sería entrenar en proporción 1:1; o sea, entrenar y descansar el mismo tiempo. Por supuesto, también hay que considerar el tiempo total de entrenamiento. Al principio es suficiente unos 15 minutos, pero dicho tiempo puede incrementar al mejorar la condición física.

De todos modos, hay que tener en cuenta que la intensidad incrementa muchísimo a medida que se reduce la proporción trabajo-descanso, por lo que hay que tener cuidado.

7 consejos para progresar con el entrenamiento HIIT

Hay algunas reglas básicas para progresar con el entrenamiento HIIT de manera segura y sin fallar en el intento. A continuación, detallamos algunas de las más relevantes para que las tengas en cuenta.

1. No entrenes HIIT a diario

La frecuencia de entrenamientos HIIT que puedas hacer cada semana dependerá de qué otro entrenamiento estés realizando. Para empezar, si no estás haciendo ningún otro tipo de rutina, lo mejor es que hagas dos o tres sesiones por semana, con al menos un día de descanso entre sesiones.

Si quieres hacer ejercicio todos los días, puedes alternar con sesiones de entrenamiento de aeróbico de bajo impacto para tener una buena recuperación. Luego, conforme progreses, podrás hacer entre 3 y 5 entrenamientos semanales de este tipo, pero siempre con un día de recuperación entre sesiones.

Si practicas otros tipos de entrenamiento intenso, es importante que consideres los días de recuperación y que combines ambos estilos de ejercicio para no caer en el sobreentrenamiento.

2. Entrena con pulsómetro

Para considerar que un intervalo es de alta intensidad, la frecuencia cardíaca tiene que superar el 80 % de la frecuencia cardíaca máxima (FCM). No obstante, es importante que las personas que recién empiezan no superen el 90 %.

La única manera de comprobar esto es usar un pulsómetro y configurarlo de manera que se monitorice el pulso en porcentaje. Antes que esto, habrá que introducir una serie de datos para que la herramienta pueda calcular la frecuencia cardíaca máxima de la manera más precisa posible. Esto depende de muchos factores, además de la edad o el sexo.

3. Realiza ejercicios de bajo impacto

A través de los ejercicios de alto impacto es más fácil conseguir un aumento de la frecuencia cardíaca. Pese a esto, no todos tienen la condición física para hacer HIIT con estos ejercicios, o bien, no tienen el espacio o las herramientas para practicarlos.

La buena noticia es que se puede hacer HIIT con ejercicios de bajo impacto. La cuestión es que tienen que ser lo suficientemente intensos como para provocar ese rápido aumento de la frecuencia cardíaca.

4. Calienta antes de hacer entrenamiento HIIT

Tanto si el entrenamiento HIIT dura 15 minutos como si dura 30, tienes que hacer un calentamiento previo. La idea es involucrar todos los grupos musculares para reducir el riesgo de dolencias y lesiones. Además, esta fase debe durar alrededor de 10 minutos.

5. Estira al terminar

Los ejercicios de estiramiento coadyuvan al proceso de recuperación tras finalizar el ejercicio físico. Por eso, una vez terminada la sesión de HIIT, deberías dedicarles al menos 5 minutos.

6. Cuida la técnica de los ejercicios

Da igual que uses siempre el mismo ejercicio, que combines varios o que hagas un circuito. Tienes que cuidar la técnica para no lesionarte y para mejorar la eficacia del entrenamiento.

7. Empieza con peso ligero

Cuando ya decidas hacer un entrenamiento HIIT con levantamiento de peso, empieza de forma moderada. Si empleas mucho peso corres un alto riesgo de lesiones. Es mejor ir poco a poco y probar. De igual manera, ten cuidado con la velocidad de ejecución para que no perder de vista la técnica. Mejorconsalud

URL Corta: https://bit.ly/3v60BUa
¡Escanéame!
Coma
Coma