Ejercicios para definir, endurecer y moldear tus brazos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Esta pequeña rutina de entrenamiento para tren superior es todo lo que necesitas para lucir tirantes y bañador. Además, trabajarás los abdominales y quemarás calorías. Y no necesitas nada para hacerla

Tegucigalpa, Honduras

¿Los brazos son tu punto débil? ¿Se te descuelga un poco la cara interna? ¿Te falta forma en los hombros? Como dice Amalia Panea, periodista y profesora de fitness y yoga, “lo ideal para solucionar todos estos problemas es hacer ejercicios que te hagan trabajar los principales músculos del tren superior (pectorales, hombros, bíceps y tríceps), como los que te propongo en el vídeo”.

¿También necesitas perder algo de volumen en los brazos? “Entonces intenta hacer tres series completas de este mini entrenamiento: al trabajar a la vez grandes grupos musculares -también el core- aumenta enseguida la frecuencia cardiaca, despiertas el metabolismo y quemas calorías”.

Lo ideal, como subraya esta experta, “es que también controles tu alimentación (más fruta y verduras y menos dulces, refrescos, snacks e hidratos refinados) y realices otras actividades, deportes o ejercicios que impliquen especialmente a tus brazos, como nadar, jugar al pádel o hacer yoga, donde se trabaja especialmente la musculatura del tren superior”.

Para tonificar y a la vez quemar grasa, debes hacer todas las repeticiones que puedas de cada ejercicio durante 40 segundos y después descansar otros 20 segundos antes de pasar al siguiente. Cuando termines la serie estira y vuelve a repetir de 1 a 2 veces más. “Cuando te sientas fuerte alarga el tiempo a 1 minuto y descansa 20 segundos”, dice. Estos son los ejercicios:

  1. Flexiones combinadas. Con las rodillas apoyadas en el suelo, separa las manos más del ancho de los hombros, activa el core y baja llevando los codos hacia fuera. Sube, cierra las manos al ancho de los hombros y baja con los codos pegados a las costillas. Más intensidad. Si quieres trabajar más duro, flexiona las piernas o estíralas completamente.
  2. Plancha con manos y antebrazos. Colócate en posición de flexiones, con las manos al ancho de los hombros y el cuerpo paralelo al suelo. Cambia el apoyo a los antebrazos, luego de nuevo a las manos y así hasta los 40 segundos.
  3. Delfines en movimiento. De rodillas, coge tus bíceps para tomar la medida del ancho de los hombros. Estira antebrazos y junta las manos. Eleva la cadera, da un par de pasos adelante e intenta estirar las piernas. Empuja desde los antebrazos para alejar la cabeza de las manos y los hombros de las orejas. Puedes mantener o moverte adelante y atrás durante los 40 segundos.

¡No te olvides de estirar! Es fundamental para que todo el trabajo hecho no reporte dolores posteriores y puedas seguir entrenando con seguridad. Elle

URL Corta: https://bit.ly/33S0QX7
¡Escanéame!