La realidad sobre las dietas disociadas y la pérdida de peso

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Las dietas disociadas se basan en la premisa de que es mejor no mezclar estos macronutrientes en la misma ingesta.

Tegucigalpa, Honduras

Cada año salen a la luz cientos de dietas milagrosas que prometen ser la panacea y proporcionar grandes resultados con un nivel de esfuerzo muy bajo.

Una de las que perduran, en concreto, es la dieta disociada, que asegura que nuestro cuerpo debe obtener nutrientes de manera distinta a como lo hace habitualmente, pero, ¿hasta qué punto tiene sentido todo esto en realidad?

Cómo funcionan las dietas disociadas

Casi todos los alimentos que ingerimos tienen una combinación de carbohidratos, proteínas y grasas. Por ejemplo, aunque los cereales son una fuente principalmente de carbohidratos no contienen este macronutriente de manera exclusiva.

Las dietas disociadas se basan en la premisa de que es mejor no mezclar estos macronutrientes en la misma ingesta, porque al hacerlo en teoría se puede perder más grasa y conseguir un mejor estado de salud, ya que en cada momento del día nuestro cuerpo lleva a cabo funciones fisiológicas distintas y por tanto necesita distintos macronutrientes.

La realidad sobre la pérdida de peso y las dietas disociadas

El problema es que esto no ocurre así en la práctica, ya que solo una dieta que nos haga estar al final del día en déficit calórico es capaz de hacernos perder peso. Si no se cumple esta condición será imposible que se produzca esta pérdida de peso.

Lo que quiere decir todo esto es que perderemos peso si nuestra ingesta calórica es menor a las calorías que gastamos, y la pérdida de peso ocurrirá de manera independiente a los macronutrientes que comamos, y sobre todo, a cuándo nos los comamos.

Es cierto que habrá factores que facilitarán la pérdida de grasa como por ejemplo una mayor ingesta de proteínas o una menor ingesta de alimentos ultra procesados, pero el mero hecho de separar los carbohidratos de las proteínas no nos hará perder peso de por sí.

Además, la cantidad de peso perdido dependerá del balance calórico, pero el tipo de peso perdido dependerá de los macronutrientes ingeridos, y estos a su vez determinarán en parte factores como la saciedad, que finalmente influirán sobre la ingesta de calorías.

Por ese motivo, y porque puede ser realmente tedioso y pesado separar los alimentos que contienen principalmente carbohidratos de los que contienen principalmente proteínas, no es especialmente recomendable que trates de seguir una dieta disociada. vitonica

Lo que puedes hacer para perder peso

En su lugar, si lo que quieres es perder peso, es conveniente que lleves un estilo de vida relativamente activo y que trates de seguir una dieta hipocalórica basada principalmente en comida real y con una alta ingesta de proteínas que te permita mantener una buena composición corporal.

Desconfía de métodos mágicos que prometan resultados espectaculares porque los mejores resultados se consiguen siendo consistente en el largo plazo, y para ello es necesario que exista una buena adherencia y que hagamos las cosas de la manera más inteligente posible.

URL Corta: https://bit.ly/3f8Oq3x
¡Escanéame!
Coma