OMS recomienda evitar la estevia y otros edulcorantes por sus efectos en la salud

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***La Organización Mundial de la Salud emite una directriz sobre edulcorantes no azucarados para reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles.

Tegucigalpa, Honduras

¿Eres de los que utiliza edulcorantes para reducir las calorías en tu dieta y bajar de peso? Si es así, tenemos noticias importantes para ti. A través de una revisión sistemática, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desaconsejado el uso de edulcorantes como una forma de perder peso, ya que no confieren ningún beneficio a largo plazo en la reducción de la grasa corporal.

Los resultados también sugieren que puede haber efectos no deseados, como un mayor riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. ¡Sigue leyendo para conocer las nuevas recomendaciones!

La Organización Mundial de la Salud plantea nuevas orientaciones sobre los edulcorantes

En 2015, la Organización Mundial de la Salud publicó un comunicado en el que hacía un llamamiento para que los adultos y los niños reduzcan su ingesta diaria de azúcares libres a menos del 10 % de su ingesta total de energía. Desde entonces, la búsqueda de alternativas más saludables ha aumentado.

La guía denominada Use of non-sugar sweeteners: WHO guideline recopila los resultados de los ensayos realizados en adultos, niños y mujeres embarazadas. Sin embargo, no aplica para los pacientes con diabetes preexistente.

Con el fin de emitir orientaciones sobre los edulcorantes que se comercializan solos o que se encuentran en alimentos y bebidas, se incluyeron un total de 283 estudios, al igual que ensayos controlados aleatorizados y estudios observacionales.

La revisión sobre el uso de edulcorantes sin azúcar ha generado un importante debate en torno a los posibles riesgos de su consumo. A pesar de que algunos podrían ver esto como una alternativa para reducir la ingesta de azúcares y controlar el peso, la Organización Mundial de la Salud concluyó que los edulcorantes tienen bajo impacto en el peso corporal y el tejido adiposo. Por otro lado, también indicó que su uso puede estar relacionado con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y mortalidad en adultos a largo plazo.

La nueva guía tiene como objetivo alcanzar a políticos, gestores, organizaciones no gubernamentales, profesionales de la salud, científicos, investigadores, educadores e industria alimentaria. Aunque los edulcorantes sin azúcar pueden parecer una alternativa atractiva para bajar de peso, los resultados de la revisión sistemática sugieren lo contrario.

¡Presta atención! Estos son los edulcorantes que podrían tener efectos no deseados en la salud

La entidad en cuestión destaca no solo la falta de valor nutricional de los sustitutos del azúcar, sino también la importancia de reducir la cantidad de dulces en nuestra dieta para mejorar la salud; en especial, desde temprana edad. La guía emitida hace hincapié en la necesidad de evitar los edulcorantes no nutritivos más comunes, como los siguientes:

  • Estevia y derivados
  • Acesulfamo K.
  • Advantamo.
  • Aspartamo.
  • Ciclamato.
  • Neotamo.
  • Sucralosa.
  • Sacarina

Es importante mencionar que los dentífricos, cremas para la piel, medicamentos y alcoholes de azúcar no han sido incluidos en la publicación de la OMS.

Reducir el consumo de edulcorantes es posible

Después de conocer los riesgos que conlleva el uso prolongado de edulcorantes no azucarados, es importante mencionar que existen diversas alternativas para reducir su uso. ¡Sigue leyendo para descubrirlas!

  • Reducir gradualmente el consumo de azúcar: para adaptar el paladar a sabores menos dulces, se puede comenzar por limitar el consumo de azúcar en las bebidas y alimentos poco a poco.
  • Usar frutas como sustitutos naturales: las frutas pueden ser un excelente sustituto natural del azúcar en postres, bebidas y otros alimentos. Estas contienen fructosa, que es un tipo de azúcar natural.
  • Leer las etiquetas de los alimentos: muchos productos procesados contienen edulcorantes ocultos. Por esta razón, es clave leer las etiquetas para identificar los ingredientes.
  • Sustituye las gaseosas por agua: las bebidas carbonatadas suelen contener una gran cantidad de azúcar, por lo que sustituirlas por agua puede reducir significativamente el consumo de edulcorantes.

La Organización Mundial de la Salud tiene como meta reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles en todo el mundo y mejorar la calidad de la dieta. Como parte de este esfuerzo, planea publicar una serie de recomendaciones sobre dietas saludables. Mejorconsalud

En nuestra Portada...

Coma