CNA reitera que hospital móvil de Tegucigalpa «no es apto para atender pacientes COVID»

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El CNA enfatizó que el hospital modular no cuenta con una instalación de una unidad de cuidados intensivos para atenciones de casos de emergencia cardiorrespiratoria.

Tgucigalpa, Honduras

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), mediante un amplio informe dio a conocer, que, según sus consideraciones, el hospital móvil de Tegucigalpa no es apto para la atención de pacientes contagiados por la COVID-19.

En ese sentido, el ente de sociedad civil consideró que, el hospital de aislamiento modular de Tegucigalpa no es apto para la atención de pacientes infectados por el COVID-19, según lo constatado por los expertos multidisciplinarios del Consejo y lo expuesto por el equipo técnico de especialistas del HEU.

Asimismo, que, en virtud de lo antes citado, es necesaria una adecuación al hospital; situación que propicia que el Estado incurra en gastos innecesarios, dado que, si hubiese existido mayor estrategia y se hubiese consultado a especialistas antes de adquirir este hospital, seguramente no habría tantos problemas como lo que ya tenemos ahora.

“Se lograron demostrar las falencias en la infraestructura, en los aspectos civiles, eléctricos, agua potable, climatización, equipos biomédicos y la distribución de espacios de este hospital modular; todos estos errores en conjunto permiten que este centro asistencial no se encuentre en condiciones mínimas para un buen uso y tratamiento a pacientes contagiados por COVID-19, ya que en lugar de recuperar la vida de las personas, podría empeorar el estado de salud de los pacientes y el personal médico, por lo que, si no se hacen las correcciones básicas descritas en este documento, no es viable la puesta en marcha del mismo”, añadió en el escrito.

El CNA hace hincapié en que el hospital modular no cuenta con instalaciones para tener un área de cuidados intensivos. En caso de una emergencia cardiorrespiratoria, no existen espacios para brindar respuestas inmediatas, como ser áreas de reanimación anestésica, quirófanos y otros espacios con posibilidades de acondicionamiento para tratamiento intensivo.

Por su parte, las autoridades del Hospital Escuela expresaron que, si un paciente se coloca en una situación crítica de salud, el mismo debería ser remitido y trasladado al HE, ya que el hospital móvil no tiene las condiciones ni los espacios para el buen tratamiento de un paciente en estado delicado de salud.

En el informe, el ente detalló varias fallas, deficiencias y equipo dañado, que, según sus investigaciones, se encuentran dañados y no aptos para la atención de pacientes COVID-19.

Expresó que los equipos médicos que estos hospitales traían no son suficientes para la atención de pacientes y que no tienen un distribuidor en el país, lo cual dificulta la obtención de repuestos y mantenimiento de los mismos. También, según las verificaciones realizadas del plomado de las salas, existe una exposición a radiación hacia el área del comedor.

“Pese a que las autoridades gubernamentales y la comisión interventora de Invest-H destaquen que este hospital modular de aislamiento se encuentra en condiciones para ponerlo en marcha, en este documento se demuestra el riesgo y el costo en el que debe incurrir el Estado de Honduras para relativamente dejar funcionar este hospital, al menos como un centro de triaje, sin embargo, este ya comenzó a ser utilizado a partir de las 12 del mediodía del 29 de enero de 2021”, dijo el CNA.

Tal y como se ha resaltado en los informes denominados: La corrupción en tiempos del COVID-19 y como la comisión interventora de Invest-H ha expresado sobre la compra de estos hospitales, no existe contrato ni tampoco garantías para poder ejecutarlas en contra del proveedor, lo que ocasiona que el Estado es quien asuma esta responsabilidad en efectuar todas estas mejoras, aunque ya se hayan pagado casi 8 millones de dólares por este hospital. Desgraciadamente, hay que seguir incurriendo en gastos para poder adecuar este centro asignado en Tegucigalpa”, añadió.

Lamentó que ya se está próximo a cumplir un año de haber pagado estos módulos y solo uno de ellos está operando relativamente bien, mientras tanto, el número de contagios y fallecidos sigue creciendo exponencialmente.

“Exigimos a la comisión interventora de Invest-H proceder bajo cualquier mecanismo contra el proveedor de estos hospitales, ya que mientras intentan ser diplomáticos, el pueblo hondureño se nos está muriendo en sus casas, porque el sistema sanitario está colapsado”, manifestó el ente el dicho escrito.

“Desde el CNA se reprocha la compra de este hospital modular y reconocemos que esta adquisición fue efectuada por el exdirector de Invest-H. Es menester de este organismo de sociedad civil hablar con el acervo probatorio suficiente sobre la verdad de este hospital móvil, dado que podría ser viable para la atención de otros tipos de patologías siempre y cuando se les hagan las mejoras a los temas antes descritos”, concreto. GO/Hondudiario

Aquí el informen completo: Informe-de-seguimiento-a-la-compra-del-hospital-móvil-de-Tegucigalpa

URL Corta: https://bit.ly/3csQulW
¡Escanéame!