Denuncian venta clandestina y escasez de Tocilizumab para tratar pacientes con COVID-19

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Directores de hospitales hondureños y especialistas que utilizan este medicamento en pacientes críticos del COVID-19, informaron que la escasez de Tocilizumabesa afectará en el país, considerando que la existencia en sus bodegas es limitada.

Tegucigalpa, Honduras

La doctora en química y farmacia, Cinthia Landa, denunció este lunes la venta clandestina del Tocilizumab y Remdesivir, para tratar a pacientes contra el COVID-19.

“Es preocupante que muchas personas están comprando de forma clandestina estos productos, sobre todo el Tocilizumab y Remdesivir, esos productos solo deben usarse a nivel intrahospitalario y ser aplicados por expertos, porque pacientes se están aplicando más dosis de lo normal y esto puede ser súper contraproducente para la salud”, mencionó la doctora.

De igual forma, advirtió que las personas no van a fallecer a causa de la COVID-19, sino por estar sobre dosificándose con estos medicamentos.

La doctora química mostró su alta preocupación porque los hondureños están comprando los mismos sin etiquetas y quizá no en óptimas condiciones.

Recordó que las droguerías autorizadas son las únicas que pueden vender este tipo de medicamentos, por lo que exhortó a las autoridades que hagan un monitoreo y control permanente porque apuntó que las droguerías que están vendiendo estos medicamentos no están autorizadas para hacerlo.

Agotado

Médicos hondureños, especialistas y expertos en atención de pacientes en estado crítico de COVID-19, advirtieron a las autoridades de la Secretaría de Salud, que el medicamento “Tocilizumab”, aunque no está aprobado en ningún país del mundo para el tratamiento de dicho virus, se ha convertido en un “salva vidas” y que el mismo ya se está agotando en los hospitales nacionales y privados.

La escasez de este medicamento, bajo el nombre Actemra/Roactemra, es un bloqueador para atender la artritis, cuya patente pertenece al monopolio de la farmacéutica ROCHE y que, mediante pruebas en muchos países del mundo, resultó un revulsivo favorable para pacientes críticos (severos) del COVID-19.

La farmacéutica ROCHE, advirtió de una escasez por alta demanda mundial, que la misma Organización Mundial de la Salud (OMS), repitió e hizo pública su preocupación después de que la compañía farmacéutica informara que el Tocilizumab, tendría limitaciones en su producción y distribución.

Al respecto, directores de hospitales hondureños y especialistas que utilizan este medicamento en pacientes críticos del COVID-19, informaron que esa escasez afectará en el país, considerando que la existencia en sus bodegas es limitada, al extremo que la falta del mismo provocaría múltiples fallecimientos, porque se ha comprobado que el Tocilizumab juega un papel fundamental en la disminución de la mortalidad y la necesidad de ventilación mecánica invasiva cuando se administra de manera conjunta con oxígeno y corticosteroides. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3hOklXM
¡Escanéame!
Coma
Coma