Iglesia Católica adapta a la pandemia las celebraciones de Semana Santa

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

*** Los fieles que no puedan ir a la iglesia podrán seguir las celebraciones por radio, TV o medios virtuales.

Tegucigalpa, Honduras

La Arquidiócesis de Tegucigalpa, informó este martes la programación de las celebraciones para Semana Santa adaptada a la pandemia, ya que canceló varios actos solemnes y tradicionales dentro de la feligresía católica hondureña.

Mediante un comunicado, la Arquidiócesis expone que han transcurrido más de un año desde que el mundo está enfrentando una pandemia que ha afectado la vida y el devenir de todas las actividades, incluidas las actividades pastorales.

El texto agrega que Honduras se han implementado desde el inicio de la pandemia una serie de medidas que paulatinamente y gracias a un protocolo aprobado por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) ha permitido tener celebraciones con presencia de fieles. Sin embargo, el número de contagios y, lamentablemente, el número de víctimas fatales por este virus ha aumentado.

Bajo esa dirección, y luego de las recomendaciones recibidas, la Arquidiócesis determinó varias instrucciones para las celebraciones de Semana Santa que deberán ser seguidas por todas las iglesias parroquiales, así como para todas las capillas con la intención de evitar cualquier posibilidad de contagio.

En tal sentido, todas las celebraciones litúrgicas deberán efectuarse en base a lo señalado en el protocolo que está en vigencia para la realización de las celebraciones. Las medidas de bioseguridad, es decir, el uso de mascarilla, gel, distancia física de dos metros entre cada fiel y el número limitado al 50 por ciento de la capacidad de los templos, deben ser cumplidas en su totalidad.

No se realizará ninguna procesión a lo largo de toda la Semana Santa con la finalidad de evitar cualquier tipo de aglomeración.

Asimismo, a todas las celebraciones parroquiales se le sugiere que sean transmitidas por los medios de comunicación que estén al alcance de las comunidades y si no se puede contar con ellos.

Para el Domingo de Ramos, será celebrado dentro del templo en cada parroquia o comunidad. Para la bendición de Ramos, en la Catedral Metropolitana se hará la entrada solemne. En las Iglesias parroquiales, la entrada simple.

La Misa Crismal será celebrada el Jueves Santo a partir de las 9:00 de la mañana en la Basílica de Nuestra Señora de Suyapa con los sacerdotes de los Decanatos del Distrito Central y el Decanato San Francisco de Asís del Sur de Francisco Morazán. Habrá una representación limitada de cada parroquia (10 personas).

El Jueves Santo, se celebrará la misa vespertina de la Cena del Señor. No se realizará el rito del Lavatorio de los pies. Al final de la misa, al finalizar la oración después de la comunión, el sacerdote omitirá la procesión y reservará el Santísimo Sacramento en el Sagrario. No habrá monumento. Se sugiere que se realice a lo sumo una Hora Santa.

El Viernes Santo, no habrá procesión del Santo Vía Crucis. Se deberá realizar dentro de los templos y retransmitirlo por los medios de comunicación que se han estado usando hasta la fecha. Igual que el año pasado, habrá un Vía Crucis Arquidiocesano en el que las imágenes más significativas de nuestra tradición diocesana, recorrerán diversas parroquias de la ciudad en las que se tendrá una estación, comenzando con la Catedral y concluyendo en Suyapa. Lo mismo se hará en lugar de la procesión del Santo Entierro de la Catedral.

A las 3.00 de la tarde tendrá lugar la celebración de la Pasión del Señor. En la veneración de la cruz, sólo el celebrante principal adorará la cruz. No habrá procesión del Santo Entierro en ningún templo. La Arquidiócesis suplica encarecidamente que se le dé mucha importancia a la colecta que se realiza ese día para ayudar a la Custodia de la Tierra Santa.

La Vigilia Pascual deberán comenzar sólo en los templos parroquiales a partir de las 6.00 de la tarde y no se permiten las celebraciones particulares. La Vigilia Pascual es la Madre de todas las Vigilias y “hoy más que nunca debemos subrayar la unidad de la Iglesia y valorar los carismas que enriquecen la vida de todos y no de grupos cerrados en sí mismos”, cita el texto.

Por las mismas medidas de bioseguridad y para asegurar que las celebraciones no se prolonguen, la Arquidiócesis pide evitar mantenerse en un espacio físico por largo tiempo, evitando así la acumulación de una posible carga viral.

Los fieles que no puedan ir a la iglesia podrán seguir las celebraciones por radio, TV o medios virtuales. OB/Hondudiario 

 

 

URL Corta: https://bit.ly/3cH7Olt
¡Escanéame!
Coma
Coma