Iglesia Católica llama a los hondureños a redoblar la lucha contra la COVID-19

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

***Enfatizó la importancia de cuidar a los enfermos y la salud de todas las familias hondureñas ante el virus de la COVID-19.

Tegucigalpa, Honduras

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez, pidió a los hondureños redoblar las precauciones, porque muchas personas piensan que, por haber sido ya vacunadas, pueden dejar las medidas de bioseguridad, y eso es un error que provoca que aumente el número de contagiados en el país.

En ese sentido, enfatizó la importancia de cuidar a los enfermos y la salud de todas las familias hondureñas ante el virus de la COVID-19.

Seguidamente dijo que este es un llamado para ungir a los enfermos de Honduras no solo con el sacramento, sino con la oración, la cercanía, el cariño y la fe.

“Cuanto sufrimiento y dolor en nuestro país, debemos redoblar las precauciones, muchas personas creen que por haber sido vacunadas pueden olvidarse de las medidas de bioseguridad”, pidió.

El purpurado consideró que ese comportamiento de la población, es un error y que solo están generando más contagios “ungir significa cuidar los enfermos, así como la salud de toda la comunidad de las familias, cuántas veces un miembro sin síntomas contagia a los demás, entre nosotros debemos cuidar la vida y sanar a personas que tienen esperanza en Jesús”.

Por otra parte, el cardenal Rodríguez pidió a los hondureños anunciar el evangelio con acciones reales, eliminar la indiferencia, la pobreza, la desigualdad la violencia, la corrupción y otros males que afectan al país.

“Hay que echar esos demonios de Honduras y volver al evangelio”, enfatizó.

En ese sentido, hizo un llamado a los políticos a dejar las campañas de la mentira para llegar al poder.

“Muchas veces solo escuchamos cantos de sirenas que quieren adormecernos. Hay que dejar las campañas de la mentira que no nos llevan a nada y que solo hacen que se propague más la corrupción”, sostuvo.

Añadió que echar los demonios significa liberar la vida a quienes “están hundidas en la tristeza, la soledad, la angustia, el desempleo, la migración, a los que sufren la injusticia y la violencia, es echar de nuestro país, la mentira, las falsas propagandas y los delitos abominables de la corrupción y el querer enriquecerse empobreciendo a los demás”.

El líder de la Iglesia Católica propuso liberar de los modelos de vida que alienan y que esclavizan porque evangelizar no solo es predicar un mensaje doctrinal sino promover la liberación del ser humano, de cualquier injusticia o esclavitud, particularmente favorecer el crecimiento de las personas, liberándolas del mal, de la miseria y de la muerte.

Finalizó mencionando que la llegada de Jesús es para hacer que las personas crean que son valiosas para Dios, por lo que instó a promover la verdad y el amor, ya que el evangelio es la noticia que se debe anunciar en Honduras porque hoy más que nunca lo necesita y no seguir creyendo en cantos de sirena que no son más que mentiras.

“Estamos llamados a anunciar a Jesús, luz del mundo que ha venido para dar sentido y orientación a nuestras vidas y a toda la humanidad”, manifestó el jerarca católico en su mensaje. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3e6Cs9C
¡Escanéame!
Coma
Coma