Se agota el Tocilizumab, la ARSA se opone a comprar un genérico «por respetar» un monopolio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** La farmacéutica ROCHE informó el mes pasado que no tiene capacidad para atender la demanda mundial del bloqueador «tocilizumab», que resultó «un salva vidas» para personas en estado critico del covid-19, a pesar que es un producto para atender pacientes con artritis.

Tegucigalpa,Honduras

Médicos hondureños, especialistas y expertos en atención de pacientes en estado crítico de covid-19, advirtieron a las autoridades de la Secretaría de Salud, que el medicamento «tocilizumab», aunque no está aprobado en ningún país del mundo para el tratamiento de dicho virus, se ha convertido en un «salva vidas» y que el mismo ya se esta agotando en los hospitales nacionales y privados.

La escasez de este medicamento, bajo el nombre Actemra/Roactemra, es un bloqueador para atender la artritis, cuya patente pertenece al monopolio de la farmacéutica ROCHE y que mediante pruebas en muchos países del mundo, resultó un revulsivo favorable para pacientes críticos (severos) del covid-19.

Empero, la farmacéutica ROCHE, advirtió de una escasez por alta demanda mundial, que la misma Organización Mundial de la Salud (OMS), repitió e hizo pública su preocupación después de que la compañía farmacéutica informara que el tocilizumab, tendría limitaciones en su producción y distribución.

Al respecto, directores de hospitales hondureños y especialistas que utilizan este medicamento en pacientes críticos del covid-19, informaron que esa escasez afectará en el país, considerando que la existencia en sus bodegas es limitada, al extremo que la falta del mismo provocaría múltiples fallecimientos, porque se a comprobado que el tocilizumab juega un papel fundamental en la disminución de la mortalidad y la necesidad de ventilación mecánica invasiva cuando se administra de manera conjunta con oxigeno y corticosteroides.

No obstante, tras el anuncio de Roche de la limitación del fármaco, la OMS le pidió a la compañía garantizar que las existencias del medicamento fueran distribuidas equitativamente a todos los países incluyendo a los de ingresos bajos y medios.

Como el producto no esta aprobado para el tratamiento del covid-19, pidieron a la empresa que facilite la transferencia de tecnología, el intercambio de conocimiento y datos para ampliar el acceso al tratamiento, pero que la empresa Roche mantenga el monopolio del producto.

Aunque la OMS exhortó a las empresas del mundo a manifestar su interés en su programa de precalificación para ampliar el número de fabricantes del medicamento con garantía de calidad y, por lo tanto, aumentar los suministros mundiales, se ha confirmado que existen otras farmacéuticas en el mundo que están produciendo tacilizumab a un costo mucho más barato, considerando que el producto de Roche, es de alto costo.

Aunque existen compromisos a nivel mundial, para encontrar soluciones innovadoras para prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades de manera más rápida, económica y eficaz en países de ingresos bajos y medianos, las autoridades hondureñas, se niegan a buscar en otros mercados el medicamento GENERICO, que tiene el mismo efecto y es más barato.

La farmacéutica Roche, tiene la patente que le da el monopolio sobre el tocilizumab desde el 2008 hasta el 2028, considerando que su registro es para la artritis reumatoide, pero el año pasado hizo pruebas en más de 300 pacientes afectados por el covid-19, confirmando su beneficio y convirtiéndose en un «salva vidas».

En Honduras

En Honduras este medicamento, según los directores de hospitales y expertos, han confirmado su efectividad y han empujado a la secretaría de Salud, promover compras ante la inminente escasez en el mercado mundial como lo informó el fabricante, por lo que han buscado el mismo producto en otra internacional farmacéutica SIANOFI, para evitar múltiples muertes.

Los mismos expertos han recomendado un sarilumab, como un producto alterno y con el mismo objetivo, pero  también reconocen que esta empresa Sianofi, también tiene problemas de abastecimiento de su mercado, que esta siendo acaparado por unos cinco países.

Empero, la Agencia de Regulación Sanitaria (ARSA), responsable de la supervisión, revisión, verificación, control, vigilancia y fiscalización del cumplimiento de la normativa legal, técnica y administrativa de los establecimientos, proveedores, productos y servicios de interés sanitario y de los que realicen actividades o practiquen conductas que repercutan o puedan repercutir en la Salud de la Población, y de la regulación, otorgamiento, renovación, modificación, suspensión o cancelación de los Registros, permisos, licencias, certificaciones y otras autorizaciones sanitarias, se niega a buscar otras alternativas que existen el mercado mundial y que ya están siendo utilizados en otros países para salvar vidas.

Asimismo, las autoridades de la SESAL y ARSA, saben que Roche (Chugai/socio), han informado que no podrán satisfacer la demanda mundial y por eso han decidido no hacer valer ninguna patente contra el uso de Actemra/Roacterma, cuando sean para atender el covid-19 en países de bajos ingresos y medianos durante la actual pandemia, asegurando su certeza jurídica para los fabricantes de biológicos.

En el mundo, los laboratorios fabricantes de medicamentos, reconocen los éxitos y la calidad de los productos contra enfermedades mortales como las oncológicas y enfermedades infecciosas, entre otras, por lo que en esta ocasión ninguna otra farmacéutica irrespetaría los derechos de patentes y marcas, esas transnacionales que mantienen el monopolio de muchos productos en los mercados de cientos de países del mundo, incluyendo Honduras.

En tal sentido, ARSA, según fuentes oficiales de la misma SESAL se opone  al ingreso de otros productos genéricos, aunque muchas droguerías nacionales producen algunos medicamentos autorizados por las transnacionales.

Un informe revela que la ARSA, en «respeto a la transnacional Roche» se niega a permitir el ingreso de productos que no cuenten con los equivalentes de las varias farmacéuticas o registros de Estados Unidos, Suiza, Alemania, Inglaterra y Japón, entre otros, que respetan el monopolio de Roche y Sianofi, en este caso.

Al respecto, varios médicos entrevistados sobre los monopolios de las farmacéuticas, coincidieron al opinar que muchos médicos hondureños están «casados» con la transnacional Roche, entre otras que a cambio les otorgan beneficios y canonjías al promover medicamentos «originales» no genéricos, aunque saben que los resultados o efectos son los mismos y más baratos.

Extraoficialmente se supo que ejecutivos de la SESAL y la ARSA «dicen que temen por una demanda de la farmacéutica Roche, por permitir la compra de otros genéricos de sus productos, aunque en este caso contra el covid-19, la transnacional ha manifestado ante la OMS y a todas la farmacéuticas que no aplicará ningún proceso contra ningún fabricante que produzca tocilizumab para atender el covid-19 especialmente en países de ingresos bajos como Honduras.

Este medio de comunicación, tuvo acceso a que otros países como Filipinas, Irak, Paraguay, Perú, Bolivia y hasta Nicaragua, están haciendo compras anticipadas en productos genéricos tocilizumab para «salvar vidas».

Las autoridades de Salud informaron que han iniciado el proceso de compra del sarilumab a la transnacionacional  Sianofi, que no garantiza la entrega en los próximos días, a pesar que la existencia del tocilizumab el producto para la artritis convertido en el «salva vidas» de pacientes en estado crítico su existencia es limitada en los hospitales nacionales y públicos. MO/hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3Eo0I2p
¡Escanéame!
Coma
Coma