Veeduría revela que el 58% de los hondureños no ha recibido ninguna dosis contra el Covid-19

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

*** Los datos demuestran que a nivel nacional existen 4.6 millones de dosis administradas.

Tegucigalpa, Honduras

La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) presentó este jueves los resultados de una cuarta veeduría social al proceso de vacunación contra Covid-19 que lleva a cabo la Secretaría de Salud (Sesal), revelando una desigualdad en la cobertura entre la zona rural y urbana, así también como una percepción negativa del proceso en algunos grupos de la población.

Según el ente de sociedad civil, hay una diferencia de 16 por ciento en la vacunación entre la zona urbana y la zona rural. De igual forma, la población de la zona rural tiene una percepción más negativa de la vacuna. Solo 55 por ciento cree que la vacuna es buena y 12 por ciento cree que es mala.

La gran diferencia entre ambas zonas se agudiza, específicamente en las personas entre un rango de edad de 16 a 30 años, representando la menor cantidad de personas vacunadas con un 48 por ciento en la zona rural, estima el informe.

Asimismo, el estudio indica que, a pesar de ser un grupo priorizado desde el inicio de la vacunación, solamente el 69 por ciento de los habitantes del entorno rural mayores de 50 años se encuentran vacunados contra el virus, en contraste con un 90 por ciento de inoculados en las ciudades del país.

Los datos demuestran que a nivel nacional existen 4.6 millones de dosis administradas, de las cuales Francisco Morazán es el departamento con el porcentaje más alto de personas vacunadas y Gracias a Dios con el más bajo.

Actualmente, de acuerdo a los resultados obtenidos por ASJ, más del 58 por ciento de hondureños no ha recibido ninguna dosis contra el Covid-19 y son los jóvenes, entre 16 a 30 años, los que más desconfían de la vacuna; colocándolos como uno de los grupos más vulnerables y de alto riesgo.

Dicha situación desafortunadamente se ha creado por no establecer un ambiente informativo y seguro respecto a la efectividad y protección de la vacuna, señala ASJ.

La veeduría mostró que las personas le tienen mucha confianza a la información que comparten los centros de salud a nivel local sobre el proceso. Sin embargo, únicamente 3 por ciento de los encuestados dijo adquiría información sobre el proceso de esa forma.

“Es necesario entonces incrementar los esfuerzos para que desde los centros locales se informe a la población sobre el proceso y se combata la desinformación”, cita la publicación.

Entre las razones que los encuestados manifestaron para no vacunarse, fue encontrar que el 6 por ciento fue al centro de vacunación, pero no los quisieron vacunar. De igual forma, llama la atención que 18 por ciento no se ha vacunado porque no ha podido movilizarse al centro de vacunación.

En ese sentido es importante, “que la SESAL evalué formas creativas de llegar a donde está la gente para que sean inoculadas”, agrega el organismo. OB/Hondudiario 

 

URL Corta: https://bit.ly/3kzjNXy
¡Escanéame!
Coma