“Yo pienso que el periodismo objetivo y veraz debe rescatarse y cultivarse para el beneficio de la sociedad»

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

***El científico hondureño Salvador Moncada, fue nombrado padrino de la premiación a las mejores voces de la radio y la televisión en el 2020 y 2021, otorgados por el Instituto de Locución Primero de Diciembre en San Pedro Sula.

Moncada desde Londres, compartió un mensaje para el periodismo hondureño.

En Alta Voz. – Me dirijo a la juventud, que busca hacer del periodismo hablado una profesión y es por eso, que es un honor que me hayan elegido como padrino de este acto significativo. Tengo una larga trayectoria de trabajo y encuentro que una de las cosas más productivas y más importantes que hay que hacer es hablar con la juventud.

No solo voy a hablar del periodismo hablado sino del periodismo en general. El periodismo es una profesión de gran utilidad para la sociedad. La producción y distribución de la información acerca de eventos de actualidad, es importante en una sociedad democrática, donde la opinión de los ciudadanos, orienta y dirige el quehacer del Estado, del Estado Democrático. Una sociedad dedicada, tiene los instrumentos intelectuales necesarios para orientar y dirigir mejor cuál es el camino a seguir. Yo siempre he pensado que el periodismo es una de las formas de educar en la sociedad, por eso pienso que el periodismo tiene una enorme responsabilidad, los periodistas tienen la obligación social y moral de transmitir información veraz y objetiva, y la responsabilidad también de aclarar cuando se trata de opiniones de personas, de grupos o de instituciones.

El problema es, desde muy temprano y especialmente desde el principio del siglo XX, se ha reconocido el poder que el periodismo tiene de influir y modelar el pensamiento de las personas y de la sociedad y eso ha llevado a que el periodismo ha caído en muchos casos bajo el control de intereses privados, que persiguen sus propios objetivos o de los gobiernos sin escrúpulos que lo utilizan para controlar lo que se conoce como la opinión pública, ambos son usos ilegítimos del periodismo  y ambos conspiran en contra de la sociedad y en contra de los individuos.

En los últimos 30 años, ha surgido un problema todavía más complejo, es la forma en la cual el desarrollo tecnológico ha afectado grandemente al periodismo. Por un lado, ha creado oportunidades ilimitadas de comunicación, rompiendo los cánones tradicionales del flujo de la información, desde los periódicos, las revistas, la televisión y la radio, hacia los teléfonos móviles, las tabletas y las computadoras de mano, a donde cada vez más gente y más frecuentemente, va en busca de la noticia y de la opinión. Y esto es bueno, y es útil, porque entre más gente sepa, entre más gente se entere, entre más gente conozca, el dialogo social será cada vez más rico.

Lo malo es que estos desarrollos, han creado más posibilidades de manipulación de la gente y de ahí las grandes discusiones que se tienen en este momento, con los gigantes tecnológicos como; Amazon, como Google, como Facebook, que coleccionan en manos privados toda la información, sobre la gente y la convierten en un monopolio alejado del control ciudadano.

Es decir, la información como mercancía en manos de unos pocos, una red con el potencial de manipular ilimitadamente la voluntad y las acciones de las personas.

Yo pienso que el periodismo objetivo y veraz debe rescatarse y cultivarse para el beneficio de la sociedad, no solo hay espacio para él, sino que hay una necesidad urgente, un periodismo que represente la verdad objetivamente, las posiciones contrarias de una forma balanceada y las opiniones, todo esto construido por profesionales honestos, cuyo objetivo más importante sea servir a la sociedad y no a los intereses privados de grupos políticos o de tribus.

Digo todo esto porque pienso que Honduras se encuentra en este momento en una encrucijada histórica, con la posibilidad de comenzar a construir una sociedad más justa y más inclusiva. El futuro está en las manos de los jóvenes y los jóvenes periodistas pueden jugar un papel singularmente útil. Los intereses de la mayoría de los hondureños son claros e inmediatos y un periodismo independiente puede promover la solución a los problemas más urgentes y puede celosamente vigilar la construcción de una Honduras mejor.

Podríamos ahondar en cada uno de estos puntos que he mencionado, pero será mejor dejarlo para reuniones más amplias de trabajo, en las que se discute la realidad del país y los planes para resolver los problemas. Hay que buscar el consenso alrededor de un trabajo amplio y profundo donde los jóvenes de ahora jueguen un papel decisivo. Como les digo, Pienso que el periodismo tiene un papel importantísimo que jugar, un periodismo veraz, objetivo y honesto es lo que se tiene que cultivar.

Quiero terminar felicitando a los ganadores de los premios de amplia trayectoria de servicio y a todos los presentes, especialmente a la juventud que está interesada en el desarrollo del periodismo y en la cual quiere adquirir excelencia y la posibilidad de un servicio social. Tomado de Alta Voz

URL Corta: https://bit.ly/31EmEY4
¡Escanéame!
Coma
Coma