Britney Spears confiesa que tiene «miedo de traer un bebé al mundo»

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***La cantante sorprendió a sus seguidores al anunciar que espera su tercer hijo, fruto de su relación con Sam Asghari, su pareja desde hace cinco años.

Tegucigalpa, Honduras

Britney Spears dejó claro que el control que tenía su papá sobre ella durante más de 10 años quedó atrás con la alegría de volverse a convertir en mamá. La princesa del pop siempre externó sus deseos de convertirse en mamá por tercera vez, algo que finalmente ya logró.

Según contó en Instagram, después de notar que había subido de peso, optó por hacerse una prueba de embarazo, misma que salió positiva. “Perdí mucho peso para ir a mi viaje a Maui y lo recuperé. Pensé: «Caray.. ¿qué le pasó a mi estómago?» Mi esposo dijo: «¡No, estás embarazada de comida, tonta!» Así que me hice una prueba de embarazo… y uhhhhh bueno… voy a tener un bebé”, relató.

La artista es mamá de dos adolescentes, Sean y Jayden, de 16 y 15 años, respectivamente, fruto de su relación con Kevin Federline y aunque su sueño se hizo realidad, no puede ocultar que tiene algunos temores sobre esta nueva experiencia de maternidad.

A solo una semana de anunciar que se encuentra en la dulce espera, Britney confesó que se siente asustada por “traer un bebé al mundo”, sobre todo después de que su vida personal fue ventilada en varios documentales sobre la tutela que ejerció su papá Jaime Spears durante 13 años.

“¡No creo haber visto nunca tantos documentales sobre alguien a menos que esté muerto! Quiero decir, ¿eso estaba permitido? De nuevo, OH BUENO, es perspectiva, ¿sabes?”, escribió en su cuenta de Instagram junto a una fotografía del videoclip ‘Someday (I Will Understand)’.

En ese video, la cantante compartió públicamente su pancita de su primer embarazo, el de su hijo mayor Sean Preston, al que dio la bienvenida en 2006 con su entonces esposo, el bailarín Kevin Federline.

Tras anunciar su tercer embarazo, Britney también aseguró que evitará salir y llevar su embarazo en privacidad, para evitar que los paparazzi la capten y vendan sus fotos, además agregó que hará yoga para cuidar su cuerpo en esta etapa.

“Obviamente no saldré tanto debido a que los paparazzi obtienen su dinero con una foto de mí como desafortunadamente ya lo han hecho… es difícil porque cuando yo estaba embarazada tuve depresión… tengo que decir que es absolutamente horrible… las mujeres no hablaban de eso en ese entonces…”, confirmó.

El 14 de septiembre de 2005 nació Sean Preston, el hijo mayor de Britney y Kevin Federline, y cuando faltaban dos días para su primer cumpleaños, la cantante dio a luz a su hijo menor, Jayden. Así, en pocos meses, entró de lleno al mundo de la maternidad, un universo donde no se le permitió equivocarse ni llevar en privado.

En febrero de 2006, oficiales del servicio de menores llegó a la casa de Britney luego de que paparazzis la fotografiaron manejando con su hijo sobre sus piernas, según ella, en un intento de escapar del acoso de los medios que la perseguían y que no le dieron tiempo para sentarlo en su silla.

En mayo de ese año, cuando ya estaba embarazada nuevamente, casi se cae con su hijo en brazos saliendo de un hotel en Manhattan, intentando evadir a la prensa. Los medios comenzaron a juzgarla, ahora en su rol de mamá irresponsable.

En noviembre de ese mismo año, Britney interpuso una demanda de divorcio contra Federline y pidió la custodia de sus dos hijos. En paralelo, los medios impresos y sitios web comenzaron a publicar fotos de sus fiestas con Paris Hilton, abriéndose paso a comentarios sobre su comportamiento errático en público. Quién/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma