Una mirada al Festival de Medio Otoño y su importancia en Asia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***La celebración anual en la cual se enfoca en la luna y la familia.

Por: Helen Velásquez

Recientemente, en la comunidad asiática, se celebró el 21 de septiembre el Festival de Medio Otoño. Esta celebración se lleva a cabo en los países de China, Vietnam, Taiwán, Hong Kong y Macao. En otros países, como Japón y Corea del Sur, llegan a tener diferentes celebraciones de la misma variante. Esta festividad se enfoca en pasar tiempo en familia y disfrutar del feriado juntos.

El festival del Medio Otoño se celebra el día 15 del octavo mes del calendario lunar, asegurando una luna llena en el día de su celebración. Esta celebración tiene una larga historia y significado para los que la celebran. Según la historia china, esta celebración comenzó en la dinastía Shang (1600–1046 BCE) cuando el pueblo celebraba el resultado de la cosecha durante la luna llena.

Esta celebración tiene tres conceptos fundamentales que forman base de tradiciones y mitos. El primero es el reunirse. Ya sea en familia o en amigos, la luna llena llama a que todos se reúnan para celebrar. El segundo es acción de gracias. Aquí se agradece el resultado de una gran cosecha o, en la mayoría de los casos, el llegar a tener relaciones armoniosas. Y el último es la oración. Las personas oran por cosas que desean para la duración del año, ya sean hijos, salud, dinero, buena fortuna y demás.

Historias y Mitos

El mito más famoso que gira alrededor del origen de algunas tradiciones de esta fiesta es sobre una mujer llamada Chang’e. Hay varias versiones para este mito. Una versión popular cuenta que en la antigüedad había un héroe llamado Hou Yi que era un excelente arquero. Un día, los diez soles se levantaron en el cielo, causando un gran desastre entre la gente. Hou Yi logró derribar a nueve soles, dejando uno para que otorgara luz. Un ser inmortal admiro el acto y la valentía de Hou Yi y le obsequio el elixir de la inmortalidad.

Sin embargo, él no quería dejar a su amada esposa, Chang’e, y ser inmortal sin ella. Lo que hizo fue que en vez de quedarse él con el elixir, se lo obsequió a su esposa. Peng Meng, uno de sus aprendices, se dio cuenta de este secreto y no le agrado. Así que, en el día 15 del octavo mes del calendario lunar chino, cuando Hou Yi salió a cazar, Peng Meng entró a la casa de Hou Yi y obligó a Chang’e que le diera el elixir. Ella se negó y en pánico decidió tomar el elixir.

Esto resultó en que ella volara al cielo y, como quería estar cerca de su amado esposo, decidió residir en la luna. Al regresar Hou Yi y darse cuenta de lo que había pasado, se entristeció mucho y decidió mostrarle las frutas y pasteles favoritos de Chang’e en el patio. La gente del pueblo llegó a enterarse de la situación y, como también simpatizaban con Chang’e, participaron en estos actos con Hou Yi.

Otra de las historias más populares que hay es la de Wu Gang y el árbol en la luna. Wu Gang era un un hombre normal y corriente que deseaba ser inmortal.

El problema era que él no se esforzó o trabajó duro para lograr tener el método necesario para la inmortalidad. El Emperador de los Cielos se enfureció al ver la actitud perezosa de Wu Gang. Para castigarlo, El Emperador decidió plantar en la luna un laurel de 1,665 metros. Le dijo a Wu Gang que si podía cortarlo, él se convertiría en un ser inmortal.

En esta ocasión, Wu Gang decidió tomar esta tarea en serio y trabajar en cortar el árbol. Sin embargo, él nunca pudo terminar de cortar el árbol porque dicho árbol se curaba cada vez que Wu Gang lo sanaba. El mito cuenta que sigue intentando hasta el día de hoy. En noches de luna llena, la gente puede ver una sombra obvia en la luna que dicen ser el árbol que Wu Gang desesperadamente sigue tratando de cortar.

Linternas y Pasteles Lunares

El Festival de Medio Otoño, como cualquier buena festividad, involucra varias tradiciones y buena comida. Una tradición en esta fiesta es de prender luz a las “linternas”.

Estas linternas son las famosas linternas rojas o son las que flotan hasta el cielo. Es costumbre en ciertas partes de Asia, escribir acertijos en las linternas y hacer que los otros miembros de la familia adivinen las respuestas. Otra tradición en este festival son los pasteles lunares. Estos famosos pastelitos están rellenos de diferentes sabores. El relleno más popular de este postre es el de frijoles dulces con huevo. El huevo simboliza la luna llena y en el cual los frijoles simbolizan la noche.

Estos pasteles lunares son claves en la celebración y no pueden hacer falta. Los pasteles redondos simbolizan la unión y lo completo, por lo cual se come en familia y se regala a amigos.

La importancia de la familia en la sociedad es muy respetada, y se puede ver en Asia por medio de las festividades como en el Festival de Medio Otoño que se enfocan en las buenas relaciones familiares. Involucrando elementos de la naturaleza, como la luna, en prácticas y comidas llegan a dejar imágenes simbólicas que son icónicas en las culturas asiáticas.

Familia, amigos y buenas comidas forman parte de una muy buena festividad al igual que un feriado.

URL Corta: https://bit.ly/3mbLntL
¡Escanéame!
Coma
Coma