Vlahovic corona a la “Juve” campeona de Copa Italia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El partido de final de Copa Italia que se disputó en el Estadio Olímpico de Roma a Atalanta y Juventus reunió a dos dinámicas totalmente contrarias en los últimos meses.

Tegucigalpa, Honduras

Con un gol y una actuación del nivel que siempre se le ha exigido y no tantas veces ha exhibido, el serbio Dusan Vlahovic coronó este miércoles a la “Juve” como campeona de la Copa Italia ante el Atalanta (0-1), en lo que es la décimo quinta del extenso palmarés juventino y el primer título en las últimas tres temporadas.

El partido de final de Copa Italia que se disputó en el Estadio Olímpico de Roma a Atalanta y Juventus reunió a dos dinámicas totalmente contrarias en los últimos meses. El Atalanta estaba ante su primera final del año, pues disputará la de la Liga Europa ante el Bayer Leverkusen de Xabi Alonso, y ante el tercer final de Copa en los últimos 5 años; mientras que la “Vecchia Signora” acumulaba 6 partidos seguidos sin ganar y los rumores de cambio en el banquillo para la próxima temporada eran más fuertes que nunca.

Pero una final es una final. Y a la “Juve” no le tembló el pulso como le pasó al Atalanta para maquillar su mala temporada. Porque desde que pitó el colegiado el inicio, los juventinos se creyeron que podían ganar, perdieron el respeto al partido mientras que la “Dea” se vio quizá algo sobrepasada por la situación, por pensar que estaba ante la oportunidad de oro de ganar el segundo título de su historia tras aquella Copa de 1963, hace ya 61 años.

Una sequía que pesó demasiado en los primeros minutos, en los que una mala organización en una basculación de la defensa bergamasca propició el balón al hueco para Vlahovic, que peleó con Hien cuerpo a cuerpo, se buscó el espacio y definió con la diestra para superar a Carnesecchi en el minuto 4. Un golpe doloroso nada más comenzar el partido.

Consiguió reponerse el Atalanta, pero la “Juve” fue una roca y, aprovechando que Scamacca no estaba por sanción, se centró en anular a De Ketelaere, uno de los jugadores más en forma de los de Bérgamo, desaparecido totalmente en los 45 minutos que jugó.

Superiores los de Allegri en la primera mitad, con oficio, con madurez, con aplomo; llegó el momento de la “Dea” en la segunda mitad, con un inicio mucha más reconocible que en la primera mitad, con un disparo de Lookman que pasó muy cerca de la portería de Perin y un testarazo de Koopmeiners, una jugada polémica porque había Iling Junior estaba en el suelo por un pelotazo y el Atalanta no detuvo el juego.

Pero incluso con esas, fue la “Juve” la que tuvo las grandes ocasiones. Especialmente clara fue una contra que condujo Chiesa, que definió Vlahovic y que no entró por la gran intervención en el último momento de De Roon, que se lesionó en esa misma acción.

Llegó incluso a aumentar la ventaja con otro gol de Vlahovic, finalmente anulado por fuera de juego previo antes de dar comienzo a unos minutos finales de descontrol total. Porque la “Dea” no bajó los brazos y Lookman estuvo muy cerca poner el empate con un disparo que se topó con el palo; y porque la “Juve” no se encerró atrás y el travesaño evitó el tanto de Miretti.

Pero especialmente nervioso estaba Allegri, en lo que puede que haya sido su último título con la “Juve”. No acabó el partido, expulsado por protestas. Tampoco acabó igual de vestido que cuando empezó, porque se quitó la americana y la corbata de manera desafiante mientras era expulsado y gritaba “¿dónde está Rocchi?“ (jefe de los árbitros).

No quería mirar Gasperini desde el otro banquillo, demasiado pensativo viendo otra final de Copa escapar de entre sus dedos. Aunque tocó la copa en la rueda de prensa, gesto muy criticado por una parte de su afición.

El resultado no cambió. No hubo más ocasiones y la “Juve” rompió una sequía de 2 temporadas sin título. Vlahovic coronó a los suyos con un gran partido y salvó a la descafeinada temporada de la “Signora”. El Atalanta quedó destrozado, pero le queda la Liga Europa. EFE

En nuestra Portada...

Coma