Boniek García le dice adiós al Houston Dynamo tras 10 años

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El mejor latino durante la campaña 2012 de la MLS, a lo largo de su estadía cosechó una US Open Cup y se convirtió en un símbolo del “Orange”.

Tegucigalpa, Honduras

La etapa del legionario hondureño, Boniek García, en el Houston Dynamo de la MLS, acabó tras 10 temporadas de historia en ese club.

Este lunes se confirmó que el jugador catracho no renovará su vínculo con el equipo y se convertirá en agente libre en los siguientes días.

Mediante un comunicado, el club notificó que Boniek de 37 años de edad no seguirá dentro de la institución, por lo que ahora busca nuevos horizontes. García deja al Dynamo con una marca de 41 asistencias y 16 goles.

“Es difícil, muy triste que después de 10 años contigo me despida de la que ha sido mi segunda casa. El Houston Dynamo es una institución de la que estoy muy orgulloso, en la que he crecido y disfrutado al máximo durante cada año, mes, semana, día, hora, minuto y segundo que le he pertenecido”; aseveró el mediocampista en el comunicado.

“Gracias por abrirme las puertas, por darme la oportunidad de crecer aún más, en lo personal y profesionalmente. Valoro que me brindaran toda su confianza, su respeto y su nuevo apoyo incondicional. Sin ustedes, nada de lo que he logrado en mi carrera hubiese sido posible, han sido parte esencial en la realización de cada uno de mis sueños”, añadió.

También tuvo palabras para los seguidores naranjas que lo alentaron en esta década en el club.

“Agradecimiento especial a los fans, a cada uno de ustedes, por aceptarme, apoyarme, motivarme, vivir conmigo cada momento. Por ustedes intenté levantarme cada vez que caí, cuando lo hice, siempre busqué ponerme de pie y ser más fuerte, en especial cuando las cosas no marchaban bien, sin ese cariño dentro y fuera del estadio tal vez hubiese renunciado. Mi cariño, respeto y admiración es eterno para todos”, concretó.

El mejor latino durante la campaña 2012 de la MLS, a lo largo de su estadía cosechó una US Open Cup y se convirtió en un símbolo del “Orange”.

De momento no ha trascendido cuál podría ser el siguiente destino de Boniek, quien ha dejado en el aire su futuro, pero podría volver al fútbol hondureño. GO/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma