El Celtic del Luis Palma cae ante el Lazio en Champions y al hondureño le anularon un gol  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El jugador hondureño anotó un tremendo golazo en el minuto 81 en el Celtic Park. 

Tegucigalpa, Honduras

El Celtic del hondureño Luis Palma cayó derrotado 1-2 ante el Lazio, por el Grupo E de la Champions League. Palma entró de cambio en la segunda mitad, jugó 28 minutos y estuvo a punto de marcar su primer gol en Champions.  

El jugador hondureño anotó un tremendo golazo en el minuto 81 en el Celtic Park, se quitó la camiseta en la celebración, pero segundos después el VAR le terminó anulando el gol por un claro fuera de juego. 

Ya en el minuto 12, abrumado por la potente salida de un Celtic que voló en los primeros compases de la mano del Celtic Park, el Lazio vio cómo un partido necesario para acceder los octavos de final se le puso cuesta arriba. Una gran combinación de los católicos que acabó con una asistencia de lujo de O’Riley, que aprovechó la mala transición defensiva visitante, que aprovechó Furuhasi para superar a Provedel.

El gol zarandeó a los “biancocelesti”, que con el paso de los minutos y ya habituados al ambiente hostil que les recibió en Glasgow empezaron a carburar y a someter poco a poco a los locales mediante la posesión, orquestada siempre por el recién renovado Luis Alberto, faro y guía indudable de los de Sarri.

De sus pies nacieron las mejores ocasiones de los italianos, como un pase filtrado a Immobile entre toda la defensa que acabó frustrado por una parada de Joe Hart. Pero el dominio y la presión transalpina no tardó en dar resultado, y solo quince minutos después de haber encajado consiguió el empate.

Fue el uruguayo Matías Vecino, que junto a Luis Alberto está siendo de lo mejor de un Lazio ineficaz que necesitó de una aislada segunda jugada en un saque de esquina para encontrarse con el gol, el que remató desde dentro del área para superar a Hart y dar tranquilidad a Sarri, masticando chicle nervioso en el banquillo, sabedor de que el partido, pese al empate, no le estaba convenciendo.

De hecho, tras el descanso, fue poco a poco el Celtic el que tomó los mandos, un dominio que fue haciéndose más evidente tras el cambio de Luis Alberto, visiblemente molesto por irse al banquillo. Sentó Sarri también a Immobile, peleado con el gol, y dio entrada al “Taty” Castellanos para pelearse con los centrales del combinado escocés en los compases finales.

Fue siempre el Celtic el que tuvo las ocasiones más claras. Un lanzamiento de falta de Hatate que exigió a Provedel y un gol del hondureño Luis Palma que fue anulado. El Lazio no exhibió esa versión que la pasada campaña le llevó a ser segundo en la tabla, pero supo tirar de oficio para una victoria agónica con un remate de cabeza perfecto de Pedro, colocado sutilmente al palo largo aprovechando el centro medido de Guendozi el que alivió la situación complicada del Lazio y mandó un mensaje al resto de su grupo. EFE 

En nuestra Portada...

Coma