Estadio del Nápoles es rebautizado oficialmente con el nombre de Diego Maradona

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Así lo informó el Concejo de esa ciudad italiana, luego del fallecimiento del astro del fútbol, que jugó siete años en ese equipo.

Tegucigalpa, Honduras

El estadio del Nápoles fue oficialmente rebautizado como ‘Diego Armando Maradona’, tras una resolución aceptada este viernes 4 de diciembre por la ciudad del sur de Italia, diez días después del fallecimiento de la leyenda argentina, que jugó en este equipo entre 1984 y 1991.

El Concejo de la ciudad había propuesto cambiar el nombre del estadio de San Paolo el 25 de noviembre, solo unas horas después del anuncio del fallecimiento de Maradona, verdadero ídolo de Nápoles, tras llevar al equipo a sus dos únicos títulos de campeón de Italia.

“Es el futbolista más grande de todos los tiempos que, con su inmenso talento y magia, honró durante siete años la camiseta del Nápoles, ofreciéndole dos scudetti (título de campeón de Italia) y otras prestigiosas copas, recibiendo a cambio de la ciudad un amor eterno e incondicional”, añadió.

El próximo partido del Nápoles en casa será el jueves ante la Real Sociedad en la Europa League.

Los jugadores del Nápoles rindieron homenaje al argentino en los dos últimos partidos jugados en San Paolo, llevando todos el número 10 en la espalda durante el minuto de silencio, en Europa League el día siguiente de su muerte.

El domingo pasado ante la Roma jugaron con una camiseta que recordaba a la de Argentina, diseñada en homenaje a Maradona.

Maradona disputó 676 partidos y anotó 345 goles en sus 21 años de carrera, entre la selección y los clubes.

Dio sus primeros pasos con los Cebollitas, la cantera de jugadores de Argentinos Juniors, con el que debutó en Primera División con 15 años, el 20 de octubre de 1976.

Pasó a Boca Juniors (1981-1982), donde logró un título de liga. Transferido al FC Barcelona (1982-1984), luego siguió su carrera en el Nápoles de Italia (1984-1991), del que fue ídolo absoluto. Pero el 17 de marzo de 1991, su adicción a la cocaína le costó su primera suspensión por 15 meses.

La vuelta fue en el Sevilla de España (1992-1993) y de allí el regreso a Argentina con un breve paso por Newell’s Old Boys en 1993.

Luego vendría el Mundial 1994 y la segunda sanción, hasta la vuelta a su amado Boca, donde colgó definitivamente los botines el 25 de octubre de 1997, cinco días antes de cumplir 37 años.

Pero fue en Italia, con el Nápoles donde más brilló su fútbol, en una historia de amor que empezó el 1 de julio de 1984.

En 1987, cuando el objetivo del Nápoles era principalmente evitar el descenso, el equipo ganó su primera liga y, por si fuera poco, hicieron doblete al coronarse también campeones de la copa italiana, un hito que hasta ese momento solo habían logrado el Torino, Juventus e Inter de Milán.

Maradona llegó a ese club con tan solo 23 años y tras haber pasado un breve periodo en Barcelona, donde no brilló como se esperaba. Pero le tomó dos temporadas alcanzar la gloria con ese equipo italiano, de una ciudad pobre y llena de penurias que, tal vez, le recordó a su infancia en Argentina.

El 10 de mayo de 1987 el Nápoles se coronó campeón de Italia tras sumar 42 puntos en la liga, tres más que la todopoderosa Juventus. Semana/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/39J6Oh6
¡Escanéame!