Exentrenador de selecciones menores en Honduras ficha por franquicia de EEUU

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Alvarado contó que la idea del club es dar el salto y subir de categoría a la USL (segunda división), por lo que espera trabajar con ellos todo el 2024 para así “abrirme puertas”.

Tegucigalpa, Honduras

El entrenador hondureño Luis Alvarado, conocido por su trabajo con las selecciones menores nacionales, fichó por Hill Country Lobos, una franquicia de Estados Unidos, donde seguirá desarrollándose como director técnico.

“Dios es bueno, los planes son perfectos y jamás te imaginarías donde te abrirá puertas, esta vez me toca en Austin, Texas. Gracias a Hill Country Lobos por confiar en mí para guiarlos esta temporada 2024 en USL2”, escribió en sus redes sociales.

Alvarado tendrá su primera oportunidad dirigiendo en el exterior al Hill Country Lobos, una nueva franquicia del país norteamericano que iniciará su camino hacia lo profesional desde la USL 2, cuarta categoría del fútbol de EEUU.

“Es el primer escalón de la pirámide de alto rendimiento en Estados Unidos. Uno desconoce muchas cosas de este país y una de ellas es la infraestructura que poseen los equipos”, dijo en una entrevista que concedió a Diario Diez.

Contó que la idea del club es dar el salto y subir de categoría a la USL (segunda división), por lo que espera trabajar con ellos todo el 2024 para así “abrirme puertas”.

El joven entrenador de desempeñó como director técnico en clubes de liga de ascenso y en primera división, dirigió al Honduras Progreso, posteriormente pasó a dirigir a la Selección Nacional de Honduras en categorías Sub-20 y Sub-23.

Alvarado destacó los beneficios económicos que se reciben en Estados Unidos, lo que es un grave problema en Honduras.  “En el Ascenso sí hay oportunidad, pero no están las condiciones económicas, pues o te pagan poco, o no te pagan nada, y cuando termina el torneo dejas de recibir sueldo”.

Mientras que, “en mi nuevo equipo, la temporada inicia en abril, pero como ellos conocen que me encuentro sin gozo de salario, me han renumerado los meses de febrero y marzo. La estabilidad económica en estas alturas es primordial”.

Señaló que dirigir en Primera División siendo hondureño no es fácil… yo entiendo la postura de algunos clubes de no ‘arriesgarse’ con alguien nuevo, mientras que en otros países sí se arriesgan, a lo que hay que agradece”. PC/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma