La liga del fútbol hondureño, «es profesional o amateur?»

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

*** Es casi imposible creer que Honduras en pleno siglo XXI no tenga un estadio de primer nivel, pedir dos o tres es mucho demasiado, el fútbol  se quedó “varado” en el tiempo, canchas que dan vergüenza, infraestructura desfasada, césped en pésimas condiciones son unos verdaderos “potreros” no aptos para jugar al  fútbol.

Tegucigalpa, Honduras

En medio de las expectativas por parte de los aficionados al fútbol;  ¿Qué se espera de este torneo?, a pocos días para que inicie el torneo Apertura 2022-2023 de la Liga Nacional de Honduras este 30 de julio próximo con el juego inaugural Real España- Lobos de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), nos preguntamos los clubes podrán realizar un gran torneo al preguntarnos: ¿Honduras tiene una Liga Profesional?.

Dirigentes mediocres

Empecemos por quienes dirigen el fútbol  “catracho” ¿Tienen la capacidad para llevarlo a mejores senderos, revolucionarlo  y convertirla entre las mejores Ligas de la región? porque hace mucho tiempo se salió de este puesto.

En los últimos años, hemos visto el fracaso de la selección mayor que fue un tremendo “papelón” que hizo;  no ganó un solo partido, para convirtiese en una vergüenza total, la selección es el reflejo de la Liga Nacional, nos preguntamos.

Una liga no puede ser profesional si tiene dirigentes mediocres, que no se han preparado para asumir ese cargo, Alfredo Guzmán presidente de la Liga tiene una licenciatura en Administración de Empresas, nunca ha pateado una pelota.

El fútbol hondureño tiene que estar dirigido por personas que estén preparados en esa área, sino todo va para atrás.

Sin embargo, en estos cargos se rotan los mismos dirigentes de los clubes, se convierten en presidentes de la Liga Nacional, eso es tener doble moral, pero, está claro que solo  están allí por sus propios intereses, no para desarrollar el precario fútbol que tenemos.

Clubes en la miseria, otros millonarios

No le podemos llamar “Liga Profesional”  que por cierto  si está integrada por diez equipos y solo tres  tienen solvencia económica: Olimpia, el campeón vigente Motagua y Real España, el resto cada torneo viven un verdadero “calvario” para pagarle su salario tanto a sus técnicos y jugadores.

Los tres llamados “grandes” están solventes, sus jugadores con grandes salarios como el caso de Yustin Arboleda de Olimpia  que devenga 18 mil dólares (un aproximado L.432 mil), según informes extraoficiales.

Es una locura de salario mientras los jóvenes de la reserva que no tienen  para comprar un boleto aéreo para ir a competir a eventos internacional.

Se supo, que Pedro Troglio recién incorporado como entrenador de Olimpia  gana un salario de 22,492 dólares (L.563, 428.50), son sueldos que hacen una liga desigual.

Porque exigirle a los demás equipos que compitan contra estos tres clubes, si ellos compran los mejores jugadores y contratan técnicos más capacitados.

Por otro lado, El Olancho FC  recién ascendido se ha armado hasta los “dientes”, ha realizado contrataciones “bombas”, rompió el mercado de fichajes, Mario Martínez, Omar Elvir, como  referentes, entre otros.

La pregunta que nos hacemos es ¿De dónde saca la “plata” este club para pagar estos salarios elevados?, pues con el tiempo la respuesta, considerando que los clubes dependen de los ingresos financieros por las taquillas y empresas patrocinadoras, que promocionan sus marcas en su indumentaria o en los contratos de transmisión radial o televisiva.

Mientras tanto, Lobos UPNFM, Honduras Progreso, Marathon, Vida, Victoria y Real Sociedad no pasan de lo mismo, de todos estos se espera que compitan, pero que casi siempre no aspiran a un campeonato.

Las canchas son «potreros»

Es casi imposible creer que Honduras en pleno siglo XXI no tenga un estadio de primer nivel, pedir dos o tres es mucho demasiado.

El fútbol de Honduras se quedó “varado” en el tiempo, canchas que dan vergüenza, infraestructura desfasada, césped en pésimas condiciones son unos verdaderos “potreros” no aptos para jugar al  fútbol, aún teniendo ejemplos de superación como Nicaragua con mejores escenarios aunque lo de ellos el «deporte fuerte» es el beisbol.

Sumamos, por su desarrollo, Costa Rica, Panamá como otros países referentes con que mejor infraestructura deportiva en el fútbol.

Mientras acá en Honduras los dirigentes «se jactan y se llenan la boca» vociferando que tienen una Liga Profesional, que solo permite seguir engañando a los aficionados que no pasan de ver lo mismo competidores y en los mismos escenarios, porque no hay más diversión deportiva.

En resumen por lo antes expuesto, «Honduras no hay una Liga Profesional de Fútbol, tiene una liga amateur». Por: Arnulfo Recayesco/ Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3PkbT14
¡Escanéame!
Anuncio de Vinkmag