Luis Rubiales no dimite: “El beso fue mutuo y consentido”   

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** La presión contra Rubiales ha aumentado en los últimos días y había gran expectación ante una supuesta dimisión, que finalmente no se ha producido. 

Tegucigalpa, Honduras

Inasequible al desaliento e inmune ante la presión: en contra de las expectativas, Luis Rubiales no ha presentado el viernes su dimisión como presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) por el beso en la boca que dio a la jugadora Jenni Hermoso en la final del Mundial femenino.  

Durante su intervención ante la Asamblea de la Federación Española de Fútbol, aseguró que no tiene pensado dimitir, y definió el beso a Hermoso como “espontáneo, mutuo, eufórico y consentido”, aunque pidió disculpas “por el contexto en el que se produjo”. 

“Fue espontáneo, mutuo, eufórico y consentido, que esta es la clave de todas las críticas. Fue consentido, esta jugadora falló un penalti y yo tengo una gran relación con todas las jugadoras, hemos sido una familia durante más de un mes y tuvimos momentos cariñosos en esta concentración”, aseguró. 

La presión contra Rubiales ha aumentado en los últimos días, con reproches procedentes de las esferas deportiva, sindical y política, hasta el punto de que el propio Gobierno en funciones, liderado por Pedro Sánchez, ha dejado entrever que, si la RFEF no cesaba a Rubiales, sería el propio Ejecutivo el que tomara cartas en el asunto.  

La propia jugadora, Jenni Hermoso, ha pedido a través del sindicato Futpro “medidas ejemplares” contra el presidente. Y la FIFA, a través de su Comisión Disciplinaria, decidió el jueves abrir un procedimiento disciplinario contra Rubiales. DW/Hondudiario  

 

En nuestra Portada...

Coma