Nazar promete luchar junto a los jugadores para rescatar al Victoria en el próximo torneo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Nazar confesó que siempre llegar la ciudad de La Ceiba y entrenar a Victoria es motivo de alegría y compromiso de salir adelante y posicionar mejor al club.

Tegucigalpa, Honduras

El profesor Salomón Nazar, en su regreso al CD Victoria prometió luchar junto a su jugadores para poder clasificar al torneo Clausura 2024. El entrenador hondureño tendrá su segunda etapa con los ceibeños y será todo un reto recupera a la “Jaiba”.

“Hoy llegamos en condiciones similares y vamos a luchar con los muchachos por salir de los últimos lugares y buscar clasificar a la liguilla. Confiamos en que la junta directiva realice un buen esfuerzo para conformar un buen plantel para hacerle frente al reto”, dijo el estratega en una entrevista a diario Diez.

Nazar confesó que siempre llegar la ciudad de La Ceiba y entrenar a Victoria es motivo de alegría y compromiso de salir adelante y posicionar mejor al club. El cariño de la afición “por mi persona fue fundamental para tomar la decisión de venir y asegurar la permanencia del club en Liga Nacional”.

De su salida del Marathón, Nazar señaló que son decisiones normales en el fútbol, tomando en cuenta el resultado final del proceso y de repente sin un análisis futbolístico justo de lo acontecido. “Había muchas expectativas y necesidad de una final y no se consiguió y eso pesó mucho”, apuntó.

El ex técnico de los sampedranos recordó que llegó a la institución “con la ilusión de una final y después de una corta carrera como entrenador era la oportunidad, pero no se logra y pesa. Pero lo anterior ya es historia y hay que buscar superarlo con buenos resultados a futuro”.

Sin embargo, señaló que estableció una buena relación con la directiva y jugadores, hubo un buen ambiente de trabajo y creo que “hemos” dejado las puertas abiertas. PC/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma