Perú y Chile firmaron tablas en el marcador

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Con este resultado, ambas selecciones quedaron igualadas en el grupo A con un punto cada una.

Tegucigalpa, Honduras

Perú y Chile firmaron tablas este viernes en su primer encuentro en la Copa América 2024, en el que los únicos protagonistas de un discreto partido fueron Claudio Bravo y Paolo Guerrero que, a sus 41 y 40 años, respectivamente, se convirtieron en los jugadores más longevos en disputar un partido del certamen.

Con este resultado, ambas selecciones quedaron igualadas en el grupo A con un punto cada una, superadas por la campeona del mundo Argentina que es líder con tres unidades, mientras que Canadá ocupa el último lugar sin puntos.

Los primeros minutos del encuentro se jugaron sobre todo en el medio campo, con algo más de exigencia para Bravo. Con una hinchada superior en número, la Blanquirroja del uruguayo Jorge Fossati jugó casi como en casa, aunque no lograba hallar el camino hacia el gol.

La primera jugada peligrosa del encuentro fue en el minuto 15, un centro del delantero del CSKA Moscú Víctor Dávila para el veterano Alexis Sánchez, aunque su disparo terminó saliendo por encima del arco custodiado por el peruano Pedro Gallese.

Ese ataque animó a los dirigidos por el argentino Ricardo Gareca, que empezaron a atacar más.

Seis minutos después, Edison Flores probó un contrataque superando la marca del chileno Igor Lichnovsku, aunque no pudo concretar. Sánchez tuvo otra oportunidad en el minuto 28 que tampoco se le dio.

En el minuto 35, el capitán de la Blanquirroja y jugador del Boca Juniors argentino, Luis Advíncula, tuvo que dejar la cancha por una lesión y fue sustituido por Marcos López

Cerca del final de la primera mitad, Miguel Araujo intentó un cabezazo que fue a dar a las manos de Bravo. Peruanos y chilenos fueron al descanso sin poder anotar.

El libreto fue más o menos el mismo al iniciar la segunda mitad, con un ratificado protagonismo de Bravo, que se convirtió en el jugador más longevo en disputar el torneo con 41 años y 68 días.

El récord hasta ese momento lo tenía el guardameta argentino-boliviano Carlos Leonel Trucco, quien con 39 años y 322 días custodió el arco de la Verde en la final de la Copa América de 1997 ganada por Brasil.

El protagonismo de Bravo fue tal vez sólo disputado por el ítalo-peruano Gianluca Lapadula, que tuvo al menos dos llegadas claras, una en el minuto 56 frenada por el portero chileno y otros minutos después, pero su disparo fue muy elevado.

El máximo artillero de Perú, el experimentado Paolo Guerrero, fue recibido con una ovación cuando entró en la cancha en el minuto 72, mientras que la hinchada peruana abucheaba al “Tigre” Gareca, su antiguo seleccionador, cada que salía en las pantallas del estadio. EFE

En nuestra Portada...

Coma