Por fin, Manchester City elimina a Real Madrid con goleada incluida y es finalista de Champions

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Victoria apabullante de Manchester City ante Real Madrid para sellar su pase a la final de la Champions League. Bernardo Silva, MVP con doblete incluido. Ahora, aguarda por Inter.

Tegucigalpa, Honduras

Manchester City es finalista de la Champions League y aguarda por Inter de Milán. Demostración top de fútbol ante Real Madrid para vencerlo por 4-0 con un doblete de Bernardo Silva y los goles de Éder Militao, en propia puerta, y Julián Álvarez. El equipo de Pep Guardiola no dejó dudas y fue ampliamente superior a los Merengues, que no podrán defender el título.

Una de las actuaciones más completas que se pueda recordar de un equipo en una semifinal de Champions League. El contexto también ayuda, ya que fue ni más ni menos que ante el equipo que siempre tiene una segunda vida como el Real Madrid. Sin embargo, los de Manchester demostraron por qué hoy por hoy son los mejores de Europa. Y llegan de forma más que merecida a la final.

El partido recién lo terminó de romper Bernardo Silva a partir de los 23 minutos de esa primera mitad. Antes, Courtois era figura por sus dos atajadas clave contra Haaland. Pero, fue en ese minuto cuando el portugués quedó mano a mano con el guardameta belga y le ganó el duelo con un remate al primer palo fuerte para el 1-0.

El único acto de rebeldía del equipo de Carlo Ancelotti llegó pasada la media hora de juego, más porque el City tomó un poco de aire ante tanto acecho con la presión y las facilidades para tener la pelota en campo contrario. Kroos asustó a todos en el Etihad con un remate que dio en el travesaño y se fue fuera. Pero, pocos minutos después, Bernardo Silva volvió a aparecer para conectar el 2-0 de cabeza.

El 2-0 fue una buena diferencia, pero se quedó corto con todo lo bueno que mostraron los Citizens. Porque es muy difícil dejar tan nulo el accionar de un grande como Real Madrid, más en esta clase de partidos. Manchester City anuló cualquier corrida de Vinicius, algún destello de Benzema, las combinaciones de pases de Modric y Kroos o la garra de Valverde. Le hizo pasar un muy mal rato a Camavinga y Carvajal por bandas y el único que los rescató fue Courtois.

En la segunda parte, Real Madrid mostró otra actitud y tomó cierto protagonismo, también porque el City se lo permitió. Tuvo una chance clara a través de un remate de tiro libre de Alaba, que Ederson sacó de forma formidable. Fue la más clara y peligrosa de esos primeros minutos del complemento.

Sin embargo, el partido no le era favorable y se le estaba yendo de las manos. Movió el banco Ancelotti y sacó a jugadores clave como Modric y Kroos. Aún así, Manchester City siempre se mostró firme y le hacía daño atacando casi solo con Haaland y de Bruyne. Hasta que todo terminó por liquidarse al minuto 76 de juego con una pelota parada en donde entre Akanji y Militao terminando derrotando a Courtois para el 3-0.

La paliza fue total e incuestionable. Lo único malo para Manchester City es que Haaland no pudo ante Courtois y tuvo una última después del tercer gol, que hasta generó la bronca del noruego. El duelo tendrá algún otro capítulo en el futuro. Pero poco importará hoy. A final de cuentas, fue reemplazado sobre el final por Julián Álvarez, que sí aprovechó su oportunidad. Tras una gran jugada colectiva, definió cruzado para vencer a Courtois y sentenciar el 4-0 definitivo. BolaVIP/Hondudiario 

En nuestra Portada...

Coma