Portugal venció 3-0 a Bosnia y Herzegovina por la clasificatoria a la Eurocopa 2024

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Con el grito de gol se quedó Cristiano tras un centro formidable de Cancelo, pero la acción fue invalidada por fuera de juego. En su partido 199 como internacional, la leyenda portuguesa se fue sin marcar.

Tegucigalpa, Honduras

La Portugal de Roberto Martínez sigue sólida en su camino hacia la Eurocopa. La apuesta en la portería por Diogo Costa y la línea de tres centrales, además del enorme caudal atacante, empiezan a dar un resultado excelente. Ante Bosnia se impuso gracias a un gol soberbio de Bernardo Silva, sin duda el jugador más afilado del equipo en estos momentos, y un doblete de Bruno Fernandes. Es mucho más esta Portugal que Cristiano, eso ya se sabía y así está quedando patente.

El encuentro también sirvió para mandar un mensaje por parte del seleccionador español a João Félix. Pese a su discreto final de temporada en el Chelsea, en el que alternó suplencias con ausencias, el técnico le dio la titularidad con el objetivo de poder recuperar su talento intermitente al menos con la selección. No fue posible tampoco esta vez.

El todavía jugador del Atlético de Madrid pasó de puntillas a diferencia de sus compañeros de ataque. Un disparo en la primera mitad fue lo único destacable en un encuentro áspero y que acabó antes de tiempo. Roberto Martínez usó el primer cambio para sustituirlo y meter a Rúben Neves. El movimiento adelantó a Bruno Fernandes y mejoró sin duda a Portugal, que acabó mejor de lo que empezó.

En cualquier caso, no fue un partido fácil para Portugal. Romper la tela de araña bosnia costó de lo lindo. Lo logró Cristiano tras un centro formidable de Cancelo, pero la acción fue invalidada por fuera de juego. En su partido 199 como internacional, la leyenda portuguesa se fue sin marcar. Podrá lograrlo en Islandia el martes. Ese día pasará a la historia como el primer jugador en alcanzar la doble centena de partidos con la selección.

El gol que abrió la lata y el partido llegó gracias a la magia de Bernardo Silva. Su combinación con Bruno Fernandes, después de una buena acción de espaldas de Cristiano, alumbró un partido con más control que otra cosa. Es muy bueno Bernardo y está, además, en el mejor momento de su carrera.

Sin más peligro de Bosnia que una ocasión clara de Dzeko, el choque fue dirigiéndose irremediablemente hacia el gol de la sentencia. Lo logró Bruno Fernandes en un cabezazo tras centro medido de Rúben Neves. La fiesta la completó el propio centrocampista del United con un golazo en el tiempo añadido. Para entonces João Félix ya veía el encuentro desde el banquillo.  Marca/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma