Real Madrid y Barcelona aparcan la Champions para reanudar la lucha por el título

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** La jornada cobra una especial relevancia a la vista del clásico del próximo fin de semana en el Santiago Bernabéu.

Tegucigalpa, Honduras

El Real Madrid y Barcelona, tras igualar ante el Manchester City y vencer al PSG en el Parque de los Príncipes, aparcan puntualmente la Liga de Campeones para reanudar la lucha por el título de LaLiga EA Sports en los campos del Mallorca, dolorido por caer en los penaltis de la final de la Copa del Rey, y del Cádiz, respectivamente.

Ambos son dos equipos que luchan en la zona delicada de la tabla. El cuadro balear del mexicano Javier Aguirre tiene seis puntos de margen sobre el equipo cadista del argentino Mauricio Pellegrino, que marca el descenso. Su necesidad y contar con el respaldo de su afición les hará si cabe enemigos más peligrosos.

La jornada cobra una especial relevancia a la vista del clásico del próximo fin de semana en el Santiago Bernabéu. Ocho puntos separan a madridistas y azulgranas. El objetivo del conjunto de Carlo Ancelotti es, al menos, mantener esa distancia para no complicarse su sólida carrera hacia el título y más ante el gran duelo del domingo 21.

El entrenador italiano podría recurrir a numerosas rotaciones a la vista del desgaste acumulado ante el City y ante la determinante visita al Etihad. El francés Aurelien Tchouameni que no podrá jugar la vuelta de la Champions por sanción puede ser uno de los que continúe en el once para resguardar a su compatriota Eduardo Camavinga o el germano Toni Kroos. También podría probar al brasileño Eder Militao y comprobar cómo se encuentra tras su larga lesión.

El Mallorca, como demostró en su andadura copera e incluso en el Bernabéu, es un equipo rocoso, difícil de batir, al que no le están saliendo del todo bien las cosas en la liga, pero en casa gana enteros -ha ganado tres de los últimos cinco partidos en Son Moix-. Además, querrá homenajear a la afición que tanto le apoyó en la final de La Cartuja con un triunfo de postín, como el que consiguió el año pasado, ante el Real Madrid que le acerque a la salvación.

Tras la magnífica prestación en París, donde reaparecieron Frenkie de Jong y Pedri González, y con una gran actuación del brasileño Raphinha, el Barcelona quiere seguir agotando sus opciones de revalidar el título.

Para ello necesita sumar su cuarta victoria consecutiva en el Nuevo Mirandilla ante un Cádiz renacido como local. La escuadra andaluza ha ganado sus dos últimos encuentros en casa -ante Atlético de Madrid y Granada- y el sueño de seguir en la élite lo tiene ahora a tan solo tres puntos.

Es por lo tanto también un compromiso peligroso para el conjunto de Xavi Hernández, que no podrá contar por sanción con su goleador, el polaco Robert Lewandowski, ni con el portugués Joao Cancelo ni Iñigo Martínez, todos baja por acumulación de amonestaciones.

Ambos partidos corresponden al ‘supersábado’ de esta trigésima primera jornada, cuyo programa se abrirá en el Metropolitano con el Atlético de Madrid-Girona, el otro gran duelo del fin de semana con la Champions en juego.

El cuadro de Míchel Sánchez, con su primera clasificación europea en el bolsillo y la Liga de Campeones también muy encarrilada tras derrotar al Betis, tratará de aprovechar el desgaste del equipo del argentino Diego Pablo Simeone por su choque continental ante el Borussia Dortmund, al que debe rendir visita la próxima semana en el Signal Iduna Park con la misión de rentabilizar el 2-1 conseguido con los goles del argentino Rodrigo de Paul y el brasileño Samu Lino.

El Girona rompió su maleficio ante el Atlético de Madrid, al superarle en la primera vuelta en Montilivi en un partido tremendo (4-3), pero su rendimiento ha decaído notablemente, sobre todo como visitante, lo que le ha hecho descolgarse de la cima que llegó a ocupar.

De hecho no gana fuera desde enero, circunstancia que está obligado a mejorar si quiere sacar algo positivo en el segundo campo más difícil de la competición, y más ante un Atlético que no quiere volver a verse superado por el Athletic y perder la cuarta plaza que recuperó con su triunfo en Villarreal. Cada equipo encara el choque del Metropolitano con una baja por sanción, Pablo Barrios e Iván Martín.

Ernesto Valverde espera que su equipo haya superado la resaca del título copero más deseado, obtenido cuarenta años después, porque por delante tiene la pugna por regresar a la Champions, para lo que necesita vencer al Villarreal de su extécnico Marcelino García Toral, cuya reacción la frenó en seco el Atlético.

El equipo vasco está a tan solo dos puntos de esa plaza para la máxima competición continental y, pese a los festejos y el consiguiente desgaste, el título en el torneo del k.o. ha reforzado la confianza de la plantilla, imprescindible en esta ilusionante recta final de campaña.

Sin Íñigo Ruiz de Galarreta, lesionado, espera el Athletic disfrutar de una nueva celebración con un triunfo ante un Villarreal que no renuncia a Europa, aunque para ello debe ganar en San Mamés, donde Marcelino nunca ha vencido como técnico visitante.

La Real Sociedad ha pegado un tirón para afianzarse en la zona de la Liga Europa gracias a sus tres últimas victorias seguidas, racha que tratará de ampliar ante el colista Almería.

Osasuna y Valencia cerrarán la jornada el lunes en El Sadar en una lucha por esa séptima plaza que concede billete europeo, al que también aspira el Betis del chileno Manuel Pellegrini, herido después de enlazar cuatro derrotas, que abrirá el fin de semana este viernes en el Benito Villamarín ante un Celta más que necesitado de la victoria para alejarse del abismo que tiene a tan solo tres puntos

El Rayo, instalado a cinco puntos del descenso y por tanto con poco margen de error, recibe al Getafe en un derbi madrileño siempre vibrante, y el Sevilla, situado con seis sobre el Cádiz, visita con esa misma obligación a Las Palmas, que acumula seis encuentros sin ganar y que no podrá contar con su portero titular, Álvaro Valles, sancionado.

El Granada penúltimo y cada vez más próximo al descenso a Segunda, quiere seguir agotando cartuchos y aferrarse a las matemáticas. Recibirá al Alavés, que desde su decimotercer puesto y sus siete puntos de renta, intenta no tener un final de campaña apurado. EFE

En nuestra Portada...

Coma