Sevilla y Barcelona empatan en un duelo vibrante; Real Madrid el más beneficiado

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

***Papu Gómez adelantó a los andaluces y Araújo igualó antes del descanso. Koundé vio la roja tras lanzarle un balonazo en la cara a Jordi Alba.

Tegucigalpa, Honduras

Sevilla y FC Barcelona han empatado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán (1-1), en partido aplazado en su día correspondiente a la cuarta jornada de LaLiga Santander. Un reparto de puntos que no permite a ninguno de los dos equipos cumplir el pleno objetivo, y menos a un Barça que sometió sin premio a un rival que jugó con diez durante la última media hora por la autoexpulsión de Jules Koundé.

Bajo una lluvia constante en Nervión, el Sevilla no pudo brillar más que en unos pocos minutos de la primera parte, aunque el Barça se acabaría poniendo las pilas para hacerse con la posesión del balón y encerrar a los andaluces en su área, defendiendo con todo a Bono. Sólo tiró a puerta el Sevilla en dos ocasiones, y ambas fueron goles, aunque la primera de esas jugadas fue bien anulada por fuera de juego. Pero el gol válido del Papu Gómez, en esa única jugada clara para los de Julen Lopetegui, les dio un punto insuficiente en su lucha por el liderato, pero con buen sabor de boca final.

Y es que el Sevilla, ahora a cinco puntos del líder Real Madrid, jugó con un hombre menos desde el minuto 64, cuando a Koundé se le cruzaron los cables y, tras un encontronazo con Jordi Alba, le dio un balonazo al lateral internacional español. Aguantó el tipo el Sevilla, buscando alguna contra que no llegó, pero acabó pidiendo la hora.

El Barça, que sigue sin puntería y regalando puntos por esa falta de gol, jugó bien. Incluso bastante bien durante algunos momentos. Pero sigue dando facilidades atrás, como en el córner en el que el Papu Gómez se marchó de Abde y remató un centro raso del exblaugrana Ivan Rakitic —fue sustituido con molestias— sin marca ni oposición. Justo antes del descanso empató Ronald Araújo de un potente e imparable cabezazo, también a la salida de un córner. Previamente, los extremos Ousmane Dembélé y Abde tuvieron ocasiones para marcar, pero tuvo que ser el omnipresente central uruguayo quien igualara el tanto inicial del Papu.

Con este empate, el Barça no entra en puestos de acceso a competiciones europeas y menos todavía puede alcanzar la cuarta plaza a la que optaba. Pero el Sevilla, pese a acabar dando por bueno el empate tras la expulsión de Koundé, tampoco pudo situarse a tres puntos del liderato. Un reparto de puntos que sí, permite ir avanzando el camino vestido de hormiguita, pero no deja del todo contento a ningún equipo. Menos a un Barça que al final del choque tuvo varias ocasiones para ganar, desbaratadas todas por un Bono que fue el mejor del Sevilla en los minutos finales, evitando en la última jugada del choque el gol de Jordi Alba, que remató a bote pronto un rechace de un córner.

El Barça tuvo el balón, lo movió con criterio en ciertos momentos, tuvo más ocasiones y sobre todo tuvo más remates a portería, también un tiro al palo de un Ousmane Dembélé que fue de menos a más, aunque todavía está lejos de su propia mejor versión. Pero «no entra la pelotita», que dirían algunos, y ese punto es cuanto menos agridulce. Sería el mejor acompañante para un plato de origen asiático.

Y pese a dar entrada al final del partido a Luuk de Jong —de vuelta al Pizjuán, ahora como culé— y aceptar alejarse de sus orígenes y de ese ADN Barça que tanto busca Xavi Hernández, el Barça no pudo ganar para entrar en Champions antes de cerrar este año 2021 que no ha sido nada bueno. Lo contrario para un Sevilla que, sin pegada esta vez pese a defender bien, se queda sin estar a tiro de victoria del líder, pero con la sensación de poder proseguir con esa lucha en 2022 en cuanto recupere lesionados y no se vea sometido por un rival que, como el Barça esta noche, pareció por momentos querer parecerse al que sí dormía asiduamente en la zona noble.

URL Corta: https://bit.ly/3qflKdw
¡Escanéame!
Coma
Coma