Wendy Salgado, una joven apasionada en la práctica del fisicoculturismo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Salgado Nieto, es sólo uno más de los tantos ejemplos que hay en Honduras; ya que demuestra que con sacrificio, esfuerzo y dedicación son capaz de lograr sus más anhelados objetivos.

Por: Cherly Rubio
Tegucigalpa, Honduras

El fisicoculturismo o culturismo es un deporte que consiste en realizar entrenamiento de pesas, con la intención de desarrollar y controlar la musculatura, cuyo fin suele ser la obtención de un cuerpo lo más definido, voluminoso y proporcionado muscularmente posible.

Además, es un estilo de vida que puede ser saludable, considerando que promueve un hábito de vida basado en el ejercicio físico y una alimentación sana.

Este deporte abarca muchos componentes como: salud, belleza, entrenamiento, alimentación, poses, etc. También, es uno de los pocos que son bastante estrictos con la medición calórica de las comidas y el componente energético de las mismas.

Es por ello, que se ha convertido en un deporte bastante practicado tanto por hombres como por mujeres; convirtiéndose en una tendencia y no sólo para mantener una bonita figura, sino como un deporte competente.

No obstante, este deporte en Honduras es uno de los que sufre exclusión por parte de las autoridades y federaciones, ya que no le brindan el apoyo adecuado a las personas que lo practican.

En este sentido, la fisicoculturista Wendy Carolina Salgado Nieto, consideró este deporte como algo “súper lindo poder practicarlo”, ya que se puede lograr muchas cosas, tanto en el deporte como en lo personal, además crea valores y fomenta el amor propio.

Salgado, es una joven aguerrida de 25 años de edad, que además de practicar esta disciplina, estudia la carrera de gestión en contaduría empresarial, y no solo hace eso, sino que también trabaja.

“Es un poco difícil realizar las tres cosas, pero es ese momento donde inicia la disciplina de uno mismo, de querer mejorar sin importar cuantos obstáculos se atraviese”, contó.

Igualmente, se considera una persona humilde, que le gusta mejorar cada día, y así poder cumplir con todas sus metas que tiene plasmadas.

“Me idéntico como una persona sencilla y humilde, que me gusta progresar cada día y tratar de ser mejor en cada cosa que realizo, y así poder cumplir todas mis metas”, mencionó.

Cabe mencionar, que es una chica apasionada en la práctica del fisicoculturismo, sus músculos marcados y bien definidos, dejan en evidencia su trabajo fuerte y la dedicación que ha efectuado en esta actividad.

En una entrevista brindada a Hondudiario, Salgado comentó la experiencia que ha tenido en este deporte, ya que se considera que es especialmente para hombres.

Inicio en el fisiculturismo

La pasión de entrenar comenzó hace ocho años cuando quiso ver un cambio en su vida y desde entonces empezó ejercitarse, ella fue notando varios cambios en su cuerpo, y eso le fue gustando y desde entonces quiso intentar practicar más, para poder participar en torneos.

Aunque, mencionó que fue un trabajo muy difícil poder obtener un buen cuerpo y que le llevó varios años poder conseguirlo, pero lo importante que ella nunca se detuvo y desde hace tres años inició a competir en diferentes torneos de fisiculturismo, ya sea nacionales, como internacionales.

Aseveró que al principio fue súper difícil, ya que tuvo que cambiar su alimentación cuando fue tomando en serio todo lo que era el ejercicio, además, precisó que muchas veces su familia le decían que estaba loca, y que se estaba obsesionando demasiado con esta actividad.

“Me siento muy feliz en la persona que me he convertido, a pesar que fue un trabajo muy difícil, logre mantener mi constancia y pasión en ejercitarme y poder competir en diferentes torneos”, manifestó.

Cómo se prepara

Salgado comentó que, la preparación es diferente en cada persona, porque todo depende del cuerpo y la categoría que se quiere lograr, en su caso mencionó que se prepara con dos meses de anticipación, en lo que consiste una dieta balanceada y un entrenamiento muy fuerte.

Igualmente, precisó que ha tenido muchas experiencias en las competencias que ha realizado, y que es gracias a eso que ella ha adquirido mucha confianza en sí misma.

“En mi primera competencia sentí mucho nervios, tenía miedo que no salieran bien las cosas, pero gracias a eso mejore para no volver a cometer los mismo errores y llegar hasta donde estoy en este momento”, precisó.

Seguidamente, dijo que, aunque ella no había quedado entre las finalistas en la primera competencia, se considera una ganadora, porque la experiencia que había adquirido en el proceso no tenía comparación, además el sacrificio que había hecho era importante.

De igual forma, compartió que en este momento se está preparando, ya que competirá en Míster y Miss Físico Culturista Honduras 2021, que se realizará el próximo 31 de julio y competirá en la categoría de bikini, con un porcentaje de 115 libras.

Además, detalló que la rutina que está realizando para prepararse se debe a una hora de cardio en ayuno, que inicia a las siete de la mañana, después vuelve a entrenar hasta las 6 de la tarde 2 horas de pesas. Esto lo está realizando de lunes a sábado, para obtener los mejores resultados y poder ganar la competencia.

Por otra parte, Wendy expresó que dentro de cinco años ella se mira como una persona humilde y sencilla, que además se idealiza ya con su carrera finalizada y siempre en el fisiculturismo, pero que también desea su negocio propio, ya sea un gimnasio o un restaurante de comida saludable.

Un mensaje para los jóvenes

“A los jóvenes les digo que nunca desistan de sus sueños y que siempre luchen por ello, aunque muchas veces por la circunstancia o el tiempo el camino será muy difícil, pero lo importante es nunca rendirse”, puntualizó.

Salgado Nieto, es sólo uno más de los tantos ejemplos que hay en Honduras; ya que demuestra que con sacrificio, esfuerzo y dedicación son capaz de lograr sus más anhelados objetivos.

URL Corta: https://bit.ly/3wbzWFD
¡Escanéame!