Las remesas podrían compensar el deterioro de la balanza comercial en Honduras

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El Gobierno hondureño no puede controlar el déficit comercial por estar sujeto a factores externos y de la capacidad productiva del país.

Tegucigalpa, Honduras

El economista Wilfredo Díaz señaló que el valor de las importaciones está siendo mayor al de las exportaciones hondureñas, pero las remesas familiares podrían compensar el deterioro de la balanza comercial.

El Banco Central de Honduras (BCH), informó que el déficit comercial de Honduras alcanzó los 633.9 millones de dólares en enero del presente año, lo que supone un incremento del 36.5 por ciento al compararse con el mismo mes del año anterior.

Durante el 2022 las importaciones han subido un 35.5 por ciento, hasta en 1,115,2 millones de dólares, mientras que las exportaciones aumentaron el 34.2 por ciento, hasta 481.3 millones, indica el informe de la entidad financiera.

“Si bien es cierto, las exportaciones están aumentando por café y manufactura, no es suficiente para cubrir el volumen de importaciones que se han hecho”, apuntó Díaz.

Al respecto, comentó que las remesas familiares podrían compensar el deterioro de la balanza comercial.  “Ahora bien, a pesar que hay una balanza comercial deficitaria, es muy probable que este déficit sea compensado por el flujo de remesas que vamos a tener este año, que posiblemente sea mayor al del 2021”, estimó.

Según informes, en el primer trimestre del año se han recibido casi 2 mil millones de dólares en remesas, traducido en un aumento de 22 por ciento en relación a lo registrado en el mismo periodo del año pasado.

Este flujo de remesas podría ayudar a cerrar la brecha comercial que hay con el exterior, sugirió Díaz.

Además, mencionó que ante el actual comportamiento del déficit comercial se pueden ejecutar algunos cambios para estabilizar la balanza, pero no son soluciones de corto plazo; “son cambios estructurales, especialmente en la estructura productiva. Por eso este año vamos a seguir con este déficit”.

El Gobierno hondureño no puede controlar el déficit comercial por estar sujeto a factores externos y de la capacidad productiva del país. No obstante, puede ayudar para aplacar algunos efectos.

“El tema de los aranceles a las importaciones se pueden reducir o suspender, pero es costo para el Gobierno y eso se deriva en más déficit fiscal. También, medidas como seguir con el 25 por ciento del costo de fletes marítimos”, planteó. OB/Hondudiario

 

 

En nuestra Portada...

Coma