Mossi: BCIE creció mucho en los últimos años, con la mejor calificación de América Latina

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Entre otros logros del BCIE destacó además la respuesta que dio la institución ante la pandemia de la covid-19 que, durante 2020 y 2021, afectó a los países centroamericanos.

Tegucigalpa, Honduras
El presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi

El presidente saliente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, dijo en una entrevista a EFE que la institución ha crecido mucho en los últimos años, con una calificación de riesgo doble AA, la mejor de América Latina.

El crecimiento de la institución “no ha sido casual, se debió a nuevos socios, como Corea del Sur, y también a un crecimiento de su capital de 5.000 a 7 mil millones de dólares”, indicó Mossi en Tegucigalpa a dos días de concluir su período de cinco años al frente del BCIE.

El BCIE aspira a calificación de riesgo triple AAA

Entre otros logros del BCIE destacó además la respuesta que dio la institución ante la pandemia de la covid-19 que, durante 2020 y 2021, afectó a los países centroamericanos.

El BCIE pudo responder “ante un período tan difícil para toda Centroamérica”, dijo Mossi, quien valoró de su gestión que el Banco haya accedido a mercados como un ente “bien calificado”.

Dante Mossi

“Creo que es importante para este Banco darse a conocer que somos un banco que aspiramos a ser triple AAA”, expresó Mossi, de nacionalidad hondureña.

En su opinión, el BCIE necesita incrementar su capital de 7 mil a 10 mil millones de dólares para atender las demandas crecientes de los países que lo integran, no solamente para el sector público, sino también para el privado.

Para aumentar el capital del BCIE, Mossi cree que se deben retomar las gestiones con países como Brasil y Chile, en América del Sur; con Francia, a través de España, y en Asia, con Singapur, con el apoyo de Corea del Sur.

Se debe crear “un capital accionario nuevo, pero manteniendo (el BCIE) el 51 por ciento, que involucra a los países fundadores, los que tienen también que incrementar su parte para mantener esas proporciones”, dijo Mossi.

Centroamérica con una cartera de proyectos muy dinámica

También señaló que al finalizar su gestión en el BCIE, en Centroamérica quedan en ejecución varios proyectos, como la Ciudad Gobierno, en San José de Costa Rica, un centro de atención al ciudadano con una inversión de 450 millones de dólares.

En Nicaragua, añadió, “queda muy avanzado el puerto de Bluefields”, en el Caribe de ese país centroamericano, mientras que en Honduras se están preparando dos proyectos para dos represas: El Tablón, en el norte, y Morolica, en el sur.

Sobre los dos proyectos en Honduras indicó que “están ahora en el diseño final”.

En El Salvador, el proyecto en marcha es el Tren del Pacífico, en tanto que en Guatemala, según Mossi, habrá que esperar que asuma el nuevo gobierno, al frente de Bernardo Arévalo, lo que está previsto para el próximo 14 enero.

“Así que hay una cartera de proyectos muy dinámica, de gran envergadura que el Banco hoy por hoy tiene la posibilidad de financiar a los países con ayuda o sin ayuda de otros socios cofinanciadores”, acotó.

Además, se congratuló porque su sucesora sea una mujer: la costarricense Gisela Sánchez.

“Me honra mucho que la sucesora que va a tomar las riendas de este banco a partir del 1 de diciembre es una mujer, por primera vez en la historia del Banco”, subrayó.

Sánchez fue electa por la Asamblea de Gobernadores del BCIE el 17 de noviembre.

El BCIE, fundado en 1960 por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, tiene su sede principal en Tegucigalpa.

Además de los cinco países socios fundadores, el BCIE tiene tres miembros no fundadores: Belice, Panamá y República Dominicana.

Se suman como socios extrarregionales Argentina, Colombia, Corea del Sur, Cuba, España, México y Taiwán. EFE

En nuestra Portada...