OACNUDH reconoce relevancia de la Ley de Justicia Tributaria para un sistema fiscal progresivo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Indicó que “cuando empresas multinacionales y personas con grandes riquezas trasladan sus beneficios e información financiera a jurisdicciones de baja o nula tributación, se socava la capacidad de los países para movilizar ingresos”.

Tegucigalpa, Honduras

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) reconoció los “esfuerzos” del Estado por impulsar la Ley de Justicia Tributaria con   la   finalidad   de establecer un sistema tributario y fiscal progresivo que promueva una distribución más justa de los recursos.

A través de un comunicado, señaló que, en Honduras, las estadísticas oficiales sobre pobreza y otros indicadores socioeconómicos evidencian la necesidad de revisar e introducir cambios significativos en la política fiscal, orientados a reducir las desigualdades.

OACNUDH reiteró la necesidad de reformar la arquitectura financiera internacional, estableciendo legislación tributaria que incremente los recursos que los gobiernos puedan movilizar internamente, mediante políticas de transparencia y progresividad, así como impulsar acuerdos más justos para el alivio de la deuda y la cooperación fiscal internacional.

Indicó que “cuando empresas multinacionales y personas con grandes riquezas trasladan sus beneficios e información financiera a jurisdicciones de baja o nula tributación, se socava la capacidad de los países para movilizar ingresos con los que podrían hacer efectivos los derechos humanos”.

En el pronunciamiento la OACNUDH, citó que la Comisión Interamericano de Derechos Humanos (CIDH) señaló, con relación a la política fiscal, que la persistencia de la pobreza se subsume en tres factores: la baja recaudación de ingresos públicos, la existencia de regímenes tributarios regresivos y el gasto social insuficiente y mal distribuido.

Al respecto, la Relatoría Especial de Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos ha recomendado a los Estados la ampliación de la base tributaria y la mejora de la eficiencia, la lucha contra el abuso fiscal, la reevaluación de las contribuciones tributarias de las empresas, la ampliación de las contribuciones del sector financiero y la garantía del uso sostenible de los recursos naturales, mientras se respetan los derechos y se mejora la asistencia y cooperación internacionales.

En ese sentido, la representante de OACNUDH, Isabel Albaladejo Escribano, manifestó que “para reducir la pobreza y desigualdad y hacer efectivos los derechos humanos de la población, sobre todo la que se encuentra en situación de mayor vulnerabilidad, es fundamental que el Estado establezca una política fiscal progresiva y continúe avanzando en políticas que promueven el desarrollo equitativo y sostenible, con énfasis en la garantía de los derechos humanos y la protección del medio ambiente y los recursos naturales”.

Para la Oficina del Alto Comisionado, es relevante la reforma fiscal contenida en la propuesta que acompaña el proyecto de Ley de Justicia Tributaria, por lo que, instó a todos los sectores involucrados o generar un diálogo nacional inclusivo y transparente.

Asimismo, evitar la desinformación y las descalificaciones, y lograr acuerdos que tomen en cuento las preocupaciones de todos los sectores, alcanzando un pacto fiscal de Estado, sostenible en el tiempo y que apunte hacia el bienestar de toda la sociedad hondureña.

La Oficina reiteró su disposición de aportar al proceso de discusión, desde el perspectivo de los derechos humanos. PC/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma