Por cierre de seis fincas bananeras se pierden alrededor de 5 mil empleos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Castro lamentó que la falta de crédito y las condiciones climáticas también obligan al cierre de bananeras.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de la Asociación de Productores de Banano, Héctor Castro, indicó que más de 5 mil hondureños perdieron sus empleos, luego del cierre de seis fincas bananeras en el norte del país.

Castro detalló que son seis fincas cerradas durante el presente año, y dos terminaron operaciones en las últimas semanas.

“Con el cierre de estas fincas se pierden más de 5 mil empleos directos entre hombres y mujeres”, precisó.

La situación es preocupante ya que muchas áreas destinadas al banano aún no logran recuperarse, tras el embate de las tormentas Eta y Iota, comentó.

El dirigente amplió que, dentro de las seis fincas bananeras cerradas, las hectáreas que dejan de producir suman más de mil 500. “La situación es realmente preocupante, las pérdidas entre esas fincas pasan de las mil 500 hectáreas”, reiteró.

Al respecto, argumentó que los cierres son por varios factores, pero el principal es que las empresas no pudieron recuperarse después del impacto de Eta y Iota.

Castro renumeró que antes de las tormentas había 17 fincas bananeras en la zona norte del país y el 82 por ciento de esa área cultivada correspondía a 2 mil 600 hectáreas, pero se perdieron por las inundaciones.

“Desde aquel entonces a la fecha no ha sido posible, más para los productores independientes, poder conseguir el recurso financiero para volver a sembrar”, apostilló.

De momento, solo tres fincas han logrado una reactivación parcial, estas representan apenas el 12 por ciento de las áreas de siembra antes de Eta y Iota. En cuanto a las seis, cuatro se perdieron en su totalidad el año pasado en el sector de Santa Rita, Yoro, la que hoy es “una ciudad fantasma” económicamente hablando, desglosó.

En los dos últimos meses cerraron dos fincas insignes, una en La Lima y otra El Progreso, contó.

Ante la situación del sector bananero, la cantidad de hondureños desempleados está aumentando a causa del cierre de fincas.

Castro lamentó que la falta de crédito y las condiciones climáticas también obligan al cierre de bananeras.

El producto explicó que el banano es una fruta de mucha delicadeza, por lo que la lluvia y la ausencia de la misma, impacta directamente en la producción.

Se trata de unos cinco mil empleos de forma indirecta y una cantidad similar de empleos indirectos, situación que solo engrosa el ejército de desempleados en el país, remarcó. OB/Hondudiario 

 

En nuestra Portada...

Coma