Las rosquillas generan turismo y empleo en Sabanagrande

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** La rosquilla es uno de los productos autóctonos más apetecidos por los catrachos dentro y fuera de nuestras tierras.

Tegucigalpa,Honduras

Una de las 30 Maravillas de Honduras que fueron votadas por más de 1 millón 300 mil personas son las rosquillas y las tustacas de Sabanagrande, municipio de Francisco Morazán donde estos productos son de elaboración tradicional y que se ha llenado de orgullo por esa elección.

La rosquilla es uno de los productos autóctonos más apetecidos por los catrachos dentro y fuera de nuestras tierras.

Uno de los lugares de Sabanagrande más populares por sus rosquillas, tustacas y rellenas es Rosquillas El Taller, un negocio familiar que tiene más de 35 años.

Rosquillas El Taller es un lugar muy frecuentado por viajeros que se dirigen todas las semanas hacia Estados Unidos u otras partes del mundo para adquirir esos productos y llevarlos más allá de las fronteras patrias por su calidad y su buen gusto.

En el caso de Rosquillas El Taller, muchas personas que transitan por la moderna carretera del sur rumbo a la Ruta del Sol (destinos turísticos de Valle y Choluteca) hacen parada obligatoria para comprar las exquisitas rosquillas, tustacas y rellenas que son elaboradas artesanalmente en horno de barro y con leña de madera de ocote.

Una historia de éxito

Marjorie Corea, hija de uno de los propietarios de este negocio, manifestó que es algo muy bueno lo que está haciendo el Gobierno con las 30 Maravillas de Honduras, pues “se promueve el turismo, las fuentes de empleo y además en el caso de la rosquilla, que nosotros hacemos, que es un negocio que viene de generación en generación, se promocionan más las ventas».

«Las 30 Maravillas de Honduras es un gran proyecto, porque se promueve el turismo y damos a conocer las bondades que tenemos como país, que somos cinco estrellas», apuntó Corea.

Recordó que Rosquillas El Taller nació en 1985, por la visión de su abuelo Santos Lino Corea Amador, quien era mecánico automotriz, y de su abuela, María Francisca Rodas, que se dedicaba a la elaboración de las rosquillas en un negocio que en ese entonces se llamaba Taller de Rosquillas.

Añadió que su abuelo, al ver que el negocio era próspero, decidió solamente quedarse con la fabricación de rosquillas y al paso de los años sus hijos tomaron el control de ese patrimonio familiar.

Reactivación

«Durante el inicio de la pandemia en 2020 estuvimos cerrados, pero con lo que está haciendo el Gobierno, con la reapertura, estamos generando más fuentes de ingreso y empleo», destacó Corea.

Corea indicó que en la actualidad el negocio genera 10 empleos, por lo que considera que con la reactivación económica derivada de la vacunación contra la covid-19 que realiza el Gobierno a través de la Secretaría de Salud se podrán propiciar más oportunidades de trabajo en un futuro próximo.

«Les invito a que vengan a Rosquillas El Taller en esta Semana Morazánica y prueben de las mejores rosquillas de Sabanagrande», expresó.

¿Cómo se elabora una rosquilla?

Corea explicó que una rosquilla se elabora desde que se cuece el maíz, se lava y se pone a secar en zarandas.

Cuando el maíz está seco se comienza a rallar para ponerlo dentro del molino y luego la harina se revuelve con los demás ingredientes que lleva la rosquilla, acotó.

El tiempo de horneado en fogón con leña tradicional de ocote es de 20 minutos.

En el caso de la tustaca y la rellena, detalló que llevan el mismo proceso, solo que llevan un aliño especial. La tustaca lleva dulce de rapadura y la rellena contiene canela y pimienta para darle más sabor.

Ambos productos llevan un tiempo de horneado en fogón con leña de ocote de 25 a 30 minutos.

Los precios

Las rosquillas tienen un valor de 10 lempiras las 8 unidades.

Las tustacas y rellenas tienen un precio de 20 lempiras las 3 unidades. Hondudiario 

URL Corta: https://bit.ly/3Fmejru
¡Escanéame!
Coma
Coma