Biden se prepara para “dos años horribles” si los republicanos toman el control del Congreso

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Tras dos años de control demócrata del Congreso, un cambio de liderazgo en la Cámara de Representantes o en el Senado —o en ambos— llevará a la presidencia de Biden a una fase completamente nueva.

Tegucigalpa, Honduras

Como si los demócratas necesitaran algo más para convencerse de que hay mucho en juego en las elecciones a mitad de mandato de este martes, el presidente Joe Biden dio una evaluación de la situación en caso de que los republicanos tomen el control el Congreso, durante una recaudación de fondos el viernes pasado en Chicago.

«Si perdemos la Cámara de Representantes y el Senado, van a ser dos años horribles», dijo Biden a la pequeña multitud reunida en el salón de un hotel, donde no se permitían las cámaras. «La buena noticia es que tendré una pluma de veto».

Tras dos años de control demócrata del Congreso, un cambio de liderazgo en la Cámara de Representantes o en el Senado —o en ambos— llevará a la presidencia de Biden a una fase completamente nueva. El propio Biden se ha mostrado optimista en los últimos días de la campaña, pero la realidad es que los demócratas podrían perder pronto la mayoría en el Congreso, y con ello la capacidad de Biden para aprobar sus principales prioridades.

Los funcionarios de la Casa Blanca han empezado a señalar que sus pérdidas no serán tan graves como las de anteriores elecciones a mitad de mandato, incluidas las de 2010, y dicen que el hecho de que los demócratas tengan alguna posibilidad de dar la pelea es una señal positiva para Biden. Pero sus asesores reconocen en privado que no ven un camino viable para que los demócratas mantengan su mayoría en la Cámara de Representantes, aunque el presidente y sus colaboradores empiezan el día con la visión de que la perspectiva de que los demócratas mantengan su mayoría en el Senado es real, aunque pueda tardar días, o más, en hacerse realidad.

Sin embargo, incluso una pérdida de unos pocos escaños —los republicanos sólo necesitan recoger cinco escaños para tomar el control de la Cámara de Representantes— significaría cambios dramáticos para el presidente. CNN/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma

Coma