Departamento de Seguridad de EEUU prohíbe formalmente la separación de familias en la frontera

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***La medida aplica para aquellas personas que cruzan la frontera sin tener documentos y está dentro del plan del presidente, Joe Biden, de revertir las órdenes y la política de ‘tolerancia cero’ impuesta por su antecesor.

Tegucigalpa, Honduras

El Departamento de Seguridad Nacional puso el viernes fin formalmente a la separación de niños de sus familia que cruzan ilegalmente la frontera de Estados Unidos, aunque habrá excepciones cuando los casos “representen un riesgo para la seguridad nacional”. La medida tiene como objetivo reverter la política de «tolerancia cero» del expresidente Donald Trump.

Troy Miller, comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés), emitió un memorando que prohíbe la separación de los niños de sus padres o tutores que han sido condenados por entrar ilegalmente a Estados Unidos y prohíbe la derivación de los padres a un juicio exclusivamente por motivos de entrada ilegal al país, según el diario The Hill.

El memorando de Miller agregó una excepción por motivos de seguridad nacional, lo que permite a CBP y a los agentes de la Patrulla Fronteriza remitir la entrada ilegal para enjuiciamiento con la aprobación de funcionarios de mayor rango y abogados locales.

La guía en el memorando de Miller tiene como objetivo aclarar una orden judicial de 2018 que requería que DHS dejara de separar a las familias por cargos de entrada ilegal y reuniera a las familias que fueron separadas bajo la política de «tolerancia cero» de la Administración Trump.

El Gobierno del expresidente republicano deportó a inmigrantes a los que había separado de sus hijos a pesar de que esos padres querían regresar a sus países de origen junto con sus pequeños, según un reporte de la Oficina del Inspector General (OIG) del DHS.

El informe asegura que desde julio de 2017 el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) expulsó del país al menos a 348 padres separados de sus hijos sin haber «documentando que esos padres querían dejar a sus niños en Estados Unidos».

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) asegura que el Gobierno de Trump separó a más de 5,500 familias y que gracias a una demanda colectiva nacional liderada por esa organización se logró bloquear con éxito esa política llamada de «tolerancia cero».

Bajo esa norma, el anterior Gobierno justificó apartar a miles de pequeños de sus padres detenidos por cruzar ilegalmente la frontera desde México para desalentar así la inmigración irregular, mayoritariamente desde Centroamérica.

Según la política, los padres y tutores adultos que fueron sorprendidos cruzando la frontera con sus hijos fueron procesados, lo que resultó en separaciones familiares forzosas realizadas por funcionarios fronterizos de EE.UU.

La práctica común antes y desde la eliminación de la política ha sido no procesar o no encarcelar a las personas que intentan cruzar la frontera de Estados Unidos sin autorización previa, evitando así la necesidad de separar a los padres de sus hijos.

Bajo la nueva guía de Miller, los padres que son remitidos para enjuiciamiento por motivos de seguridad nacional aún estarían separados de sus hijos, como es una práctica común para los padres o tutores encarcelados en casos penales.

Según un informe de este mes de NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo, aún no se han encontrado las familias de 391 niños separados por la política de la era Trump, de más de 5,500 familias separadas entre 2017 y 2018.

De acuerdo con los abogados, los padres de 227 menores han sido deportados a sus países de origen, un centenar todavía están en Estados Unidos y otros 14 carecen de información de contacto, según la cadena. Telemundo/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/34xvOUA
¡Escanéame!
Coma
Coma