EE.UU espera poner “fin a migración” irregular desde Guatemala

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** A inicios de junio, Giammattei explicó que un TPS para sus migrantes le restaría presión a su economía, golpeada por la pandemia de covid-19 y que actualmente no tiene capacidad para dar empleo a migrantes retornados.

Tegucigalpa, Honduras

El secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, de visita en Guatemala, insistió en que el gobierno de Joe Biden busca «poner fin» a la migración irregular hacia su país.

“Estamos comprometidos (con Guatemala) a ponerle fin a la migración irregular, a ponerle fin a la necesidad de las madres de colocar a sus hijos en manos de inescrupulosos, de contrabandistas de personas”, dijo a periodistas el funcionario estadounidense.

En su segundo y último día de visita a Guatemala, Mayorkas participó de la inauguración en una base de la Fuerza Aérea Guatemalteca de la capital un centro de recepción de retornados guatemaltecos de Estados Unidos, en el cual el gobierno de Biden contribuyó con 1,2 millones de dólares.

De acuerdo con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, este centro, que recibirá a ciudadanos deportados de Estados Unidos, abre la posibilidad de encontrar “un empleo digno” a “personas que se fueron por falta de oportunidades pero que al regresar encuentran al fin una oportunidad”.

Mayorkas recordó que Washington otorgó 6.000 visas para trabajadores estacionales de Centroamérica, con el fin de que puedan “viajar seguros a Estados Unidos, ganar dinero y volver su país a cuidar de sus seres queridos”, además de 4.000 visas para refugiados de América Latina y el Caribe.

A inicios de junio, Giammattei explicó que un TPS para sus migrantes le restaría presión a su economía, golpeada por la pandemia de covid-19 y que actualmente no tiene capacidad para dar empleo a migrantes retornados.

El Estatuto de Protección Temporal (TPS) fue creado en los años 1990 para amparar de la deportación y permitir trabajar legalmente a los extranjeros que por desastres naturales o inestabilidad política en sus países no pudieran regresar de forma segura.

Los migrantes salvadoreños y hondureños fueron beneficiados con TPS para trabajar debido a conflictos armados y desastres naturales, un estatus que también piden los guatemaltecos, que han pasado por las mismas circunstancias.

Según la cancillería, en el extranjero residen unos tres millones de guatemaltecos, 95 por ciento de ellos en Estados Unidos, pero solo 400.000 tiene documentos para trabajar.

Giammattei aseguró que la migración tiene “causas estructurales” como la pobreza, que afecta al 59,3 por ciento de los casi 17 millones de guatemaltecos.24 matins/hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3k3h7lm
¡Escanéame!
Coma
Coma