EE.UU promete enfocar apoyo en combatir corrupción e impunidad en Honduras

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***En el comunicado establece que la cooperación del gobierno estadounidense estará enfocada a atacar las raíces que generan la migración irregular incluyendo la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Tegucigalpa, Honduras

El Departamento de Estado de Estados Unidos, dio a conocer oficialmente a través de un comunicado, que esa nación ha suspendido e iniciado el proceso para terminar los Acuerdos de Cooperación de Asilo con los Gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, conocidos como «acuerdos de tercer país seguro».

La acción como los primeros pasos concretos en el camino hacia una mayor asociación y colaboración en la región trazada por el presidente Biden.

«La terminación de estos Convenios es efectiva después del período de notificación estipulado en cada uno de los Convenios, pero su suspensión es inmediata», indica el escrito.

En el comunicado establece que la cooperación del gobierno de los Estados Unidos estará enfocada a atacar las raíces que generan la migración irregular incluyendo la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Además, detalla que en la Orden Ejecutiva del 2 de febrero destinada a crear un marco regional integral para abordar las causas de la migración, gestionar la migración en América del Norte y Central y proporcionar un procesamiento seguro y ordenado de los solicitantes de asilo en la frontera de los EE. UU., el presidente Biden estableció un ambicioso curso de trabajo con sus socios – gobiernos, socios de organizaciones internacionales y no gubernamentales, sociedad civil y el sector privado – para construir sociedades más resilientes en toda la región.

«De acuerdo con la visión del presidente, hemos notificado a los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras que Estados Unidos está tomando esta acción a medida que comienzan los esfuerzos para establecer un enfoque cooperativo y mutuamente respetuoso para gestionar la migración en toda la región», reitera el documento.

De igual forma, menciona que las transferencias bajo el acuerdo de Cooperación de Asilo entre Estados Unidos y Guatemala se habían detenido desde mediados de marzo de 2020 debido al COVID-19, y los acuerdos con El Salvador y Honduras nunca se implementaron.

«Para ser claros, estas acciones no significan que la frontera estadounidense esté abierta. Si bien estamos comprometidos a ampliar las vías legales para la protección y las oportunidades aquí y en la región, Estados Unidos es un país con fronteras y leyes que deben aplicarse», hace hincapié.

Afirma que como país están comprometidos a brindar un procesamiento seguro y ordenado para todos los que llegan a su frontera, «pero quienes intentan migrar de manera irregular se están poniendo a sí mismos y a sus familias en riesgo en lo que puede ser un viaje muy peligroso».

La administración de Biden cree que hay formas más adecuadas de trabajar con los gobiernos socios para gestionar la migración en toda la región.

«Estados Unidos se basará en nuestras sólidas relaciones y apoyará los esfuerzos de estos gobiernos para abordar el desplazamiento forzado sin imponerles una carga indebida, especialmente en el contexto de la pandemia de COVID-19», dice.

El amplio comunicado asevera que el enfoque de EE.UU. es continuar brindando apoyo para los planes de acción nacionales bajo el Marco Integral de Protección y Soluciones Regional a través de socios humanitarios internacionales.

«Abordaremos las causas fundamentales del desplazamiento forzado y la migración irregular, incluso combatiendo la corrupción y la impunidad, cumpliendo con nuestras obligaciones de proteger a los refugiados y trabajando en colaboración con nuestros socios para promover las oportunidades y la prosperidad para las personas y las comunidades en toda la región», finaliza. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/39WnAsI
¡Escanéame!