EEUU acabará con el programa ‘Quédate en México’ cuando sea “legalmente permisible”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Denuncia que el programa migratorio «tiene defectos endémicos e impone costos humanos injustificables». Una abogada requiere que se ponga fecha definitiva al final de esta política.

Tegucigalpa, Honduras

El Gobierno de Joe Biden prometió este jueves acabar con Quédate en México en cuanto sea «legalmente permisible», horas después de que la Corte Suprema le diera luz verde para poner fin a este programa migratorio que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en el país vecino durante meses o años a que se resuelvan sus casos.

«Celebramos la decisión de la Corte Suprema por la que el secretario [del Departamento de Seguridad Nacional] tiene la autoridad discrecional para terminar el programa», dijo en un comunicado.

«Continuaremos nuestros esfuerzos para terminar el programa tan pronto como sea legalmente permisible», subrayó el departamento.

El programa, conocido formalmente como Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), fue puesto en marcha por el Gobierno presidido por Donald Trump en enero de 2019.

Biden lo suspendió en cuanto llegó a la Casa Blanca en enero de 2021 y denunció su naturaleza inhumana por las penurias que sufren los solicitantes de asilo obligados a esperar en México. Sin embargo, la política volvió a entrar en funcionamiento cuando la justicia lo ordenó al fallar a favor de las demandas presentadas por Texas y Missouri, y a la espera de la decisión de la Corte Suprema.

Unos 70,000 migrantes fueron devueltos a México durante la Administración Trump; con Biden en el poder, la cifra se redujo a 3,000 solicitantes de asilo entre diciembre de 2021 y final de marzo.

«Tal y como concluyó el secretario, Alejandro Mayorkas, en octubre de 2021 tras una revisión exhaustiva, los Protocolos de Protección de Migrantes tienen defectos endémicos, imponen costos humanos injustificables y apartan recursos y personal de otros esfuerzos prioritarios para asegurar nuestra frontera», dijo el departamento.

El dictamen de la Corte Suprema no modifica la vigencia del Título 42, otra medida impuesta por Trump en la pandemia y que permite expulsar de inmediato a los solicitantes de asilo alegando razones de salud pública. El DHS reiteró en su nota que seguirá intento abolir esta norma, aunque la justicia también se lo ha impedido.

El respaldo de la Corte Suprema llenó de alegría a cientos de solicitantes de asilo varados del otro lado de la frontera. «Ya soy libre. Esto es un propósito de Dios«, dijo a Noticias Telemundo Blanca Rosa Lau, una migrante hondureña. «Esperanza», dijo sentir Elva, otra migrante de Honduras; «es un futuro mejor para mi niño».

Luis, su madre sordomuda y su hermano pequeño anhelan por su parte poder vivir en Estados Unidos tras dejar atrás El Salvador y sufrir un calvario en su ruta: «El carro en el que vinimos [a México] dio vueltas, se le fue los frenos, tuvimos un accidente. Y luego nos secuestraron», explicó Luis a Noticias Telemundo.

La abogada migratoria Alma Rosa Nieto dijo que el siguiente paso que debe dar el Gobierno es anunciar el día en que ponga fin formalmente a Quédate en México para que los solicitantes de asilo puedan programar su comparecencia ante una corte migratoria.

Nieto agregó que el fallo debe interpretarse como un llamado de atención a los congresistas para aprobar una reforma migratoria; “Esta decisión tan favorable para nuestra comunidad tiene que ser un knock knock al Congreso de decir: ‘Tenemos que actuar».

Asimismo, la experta interpretó que el fallo «también indica a las cortes más bajas de que no pueden dictaminar política exterior e inmigración. Esto le da la razón a Biden de que él tuvo el poder y el derecho de terminar este programa inhumano». Telemundo/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma