EEUU advirtió que podría haber muchas muertes tras destrucción de represa en Ucrania

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo que el gobierno de Joe Biden está estudiando lo sucedido para identificar al responsable.

Tegucigalpa, Honduras

La Casa Blanca expresó este martes que habrá “probablemente muchas muertes” después de que una explosión destruyó una gran represa en Ucrania, pero agregó que aún carece de evidencia concreta para decir quién estuvo detrás del acto.

Estados Unidos no puede tener una “conclusión definitiva sobre lo que sucedió en este momento”, dijo a periodistas el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

Ucrania y Rusia se responsabilizaron mutuamente por abrir un enorme agujero en la presa de Kajovka, en lo que según Kiev fue un intento de Moscú de obstaculizar la tan esperada ofensiva ucraniana.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, ha atribuido a una “detonación interna” provocada por las fuerzas rusas la destrucción de la presa.

Las tropas de Vladimir Putin ocuparon la represa en el sur de Ucrania poco después de invadir el país el 24 de febrero del año pasado.

Las aguas resultantes inundaron una pequeña ciudad y dos docenas de pueblos, provocando la evacuación de 17.000 personas.

Kirby declaró que se habían producido daños “significativos” y señaló como responsable a una “explosión”. Sin embargo, se cuidó de subrayar que Washington aún está estudiando el incidente antes de identificar al autor.

Estados Unidos no ha “llegado a una conclusión definitiva (…) Todavía estamos intentando recabar información y hablar con los ucranianos”, afirmó.

Consultado sobre si atacar la represa constituiría un crimen de guerra, el portavoz del Consejo de Seguridad de Estados Unidos dijo que “está muy claro que la destrucción deliberada de infraestructuras civiles no está permitida por las leyes de la guerra”.

Por su parte, la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió que se investigue el ataque y que se determine su autoría.

En un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter, la oficina lamentó la explosión ocurrida anoche en una represa en la región meridional de Kherson, ocupada parcialmente por Rusia, que ya ha provocado graves inundaciones en la cuenca del río Dniéper.

“Grandes inundaciones ya están afectando gravemente a muchos civiles y a sus derechos a la vivienda, a la salud, a los medios de subsistencia, al medio ambiente saludable y al acceso al agua limpia”, dijo la oficina en su tuit.

Añadió que este hecho se suma al sufrimiento de la población en medio de la invasión rusa de Ucrania.

En las últimas horas, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) avisó de que la destrucción de esta infraestructura es una violación del derecho internacional, que protege de forma específica este tipo de infraestructuras.

Además de las consecuencias humanas del desastre, la ruptura de la represa ha provocado preocupación debido a que es clave para el correcto funcionamiento de la central nuclear de Zaporizhzhia, la mayor de Europa y bajo constante peligro por los ataques bélicos.

La central hidroeléctrica, destruida la noche del lunes, se encuentra en la ciudad de Nueva Kajovka, en la región de Kherson y ha estado ocupada por las fuerzas rusas desde febrero de 2022. Infobae/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma