EEUU comienza a expulsar a inmigrantes haitianos en avión; ellos temen volver

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El Gobierno envió tres vuelos de personas provenientes de Haití de vuelta a la isla caribeña a primera hora de este domingo. Autoridades bloquean su paso hacia Estados Unidos en Del Rio, Texas, mientras muchos vuelven a México en busca de agua y comida.

Tegucigalpa, Honduras

Estados Unidos bloqueó el domingo la frontera con México en Del Rio, un pueblo de Texas por donde han cruzado miles de inmigrantes haitianos, y comenzó a expulsar a algunos de estos de regreso a su país.

El domingo a primera hora el Gobierno estadounidense envió tres vuelos de haitianos de vuelta a su tierra, dijo a la agencia de noticias AP un oficial de la Administración. Se espera que los aviones lleguen el domingo por la tarde a Puerto Príncipe, la capital.

Cerca de una decena de vehículos del Departamento de Seguridad Pública de Texas se alinearon cerca del puente y el río donde los haitianos han estado cruzando desde Ciudad Acuña, México, durante casi tres semanas. Allí colocaron una cinta amarilla para impedir que utilicen una pequeña presa para entrar al país.

Un oficial de la policía mexicana, que no quiso dar su nombre, dijo desde el otro lado de la frontera que no se permitirá a los migrantes cruzar más. Del lado estadounidense, se esperan unos 400 agentes para reforzar el plan del Gobierno de expulsarlos.

El primer ministro haitiano, Ariel Henry, escribió el domingo en Twitter que está preocupado por las condiciones en el campamento fronterizo y que los migrantes serán bienvenidos.

«Queremos asegurarles que ya se han tomado medidas para darles una mejor acogida a su regreso al país y que no serán abandonados», señaló en su cuenta de Twitter, sin dar más detalles sobre las medidas.

Otro líder político haitiano, Mathias Pierre, ministro de Elecciones, cuestionó el domingo si la nación podría manejar una afluencia de migrantes que regresan y dijo que el Gobierno debería detener la repatriación.

«Tenemos la situación en el sur con el terremoto. La economía es un desastre (y) no hay puestos de trabajo», aseguró. «El primer ministro debería negociar con el gobierno de Estados Unidos para detener esas deportaciones en este momento de crisis», advirtió.

«En Haití no hay seguridad»

Muchos de los migrantes han vivido en América Latina durante años pero ahora buscan asilo en Estados Unidos al agotarse las oportunidades económicas en Brasil y otros lugares. Miles de ellos están viviendo debajo y cerca de un puente en Del Rio muy precarias.

Algunos dijeron que el reciente y devastador terremoto en Haití y el asesinato del presidente Jovenel Moïse les hace temer volver a un país que parece más inestable que cuando se fueron.

«En Haití no hay seguridad», dijo Fabricio Jean, un haitiano de 38 años que llegó a Texas con su mujer y sus dos hijas. «El país está en una crisis política», agregó.

Junior Jean observaba cómo la gente cargaba cautelosamente cajas de agua o bolsas de comida a través del agua del río que les llegaba hasta las rodillas. El haitiano de 32 años dijo que vivió en las calles de Chile los últimos cuatro años, resignado a buscar comida en los botes de basura.

«Todos buscamos una vida mejor», zanjó.

Las estimaciones de la multitud variaban, pero el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, dijo el sábado por la noche que había más de 14,500 inmigrantes en el campamento bajo el puente. Los inmigrantes montaron tiendas de campaña y construyeron refugios improvisados con cañas gigantes conocidas como carrizo. Muchos se bañaban y lavaban la ropa en el río. Telemundo/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/2XtS0Pp
¡Escanéame!
Coma
Coma