El ataque contra una sinagoga dejó cinco muertos en Túnez 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El tiroteo ocurrió en un templo de la Ghriba, cerca de donde se celebraba el último día de un importante peregrinaje judío. El atacante, un agente de la Guardia Costera, fue abatido.  

Tegucigalpa, Honduras

Cinco personas (dos peregrinos y tres agentes de seguridad)  murieron y otras ocho resultaron heridas en el ataque de anoche en las inmediaciones de la sinagoga de la isla tunecina de Yerba (sur) perpetrado por un agente de la Guardia Nacional, que fue abatido y cuyas motivaciones todavía se desconocen, informaron este miércoles fuentes oficiales tunecinas. 

Las víctimas civiles eran Aviel Haddad de 30 años, originario de Yerba y de nacionalidad israelí, y su primo Benjamin Haddad de 42 años y ciudadano franco-tunecino. Entre los agentes fallecidos se encuentra un guardacostas, un miembro de la brigada de la lucha antiterrorista (BAT) y un policía de tráfico, quienes fallecieron en las últimas horas. 

Según las investigaciones preliminares el atacante era un agente de la Guardia Costera, cuerpo perteneciente a la Guardia Nacional, que no estaba de servicio y asesinó a su compañero en el puerto marítimo de Aghir antes de hacerse con su uniforme, el arma reglamentaria y la munición. 

Alrededor de las 19.00 horas GMT, de ayer, martes, llegó al templo de la Ghriba, a 20 kilómetros de distancia donde se celebraba el último día del peregrinaje judío en el que participaban miles de asistentes, y abrió fuego de manera indiscriminada contra las unidades de seguridad que protegían el recinto. 

Según el ministerio tunecino del Interior, el autor del ataque trató de acceder al interior de la sinagoga, que contaba con un fuerte despliegue policial, y fue abatido pese a llevar un chaleco antibalas. 

En una entrevista a la radio local Mosaïque FM, el ex ministro de Turismo y miembro del comité organizador del peregrinaje, René Trabelsi, aseguró que la mayoría de asistentes había abandonado el lugar antes del asalto mientras que los presentes permanecieron durante varias horas en el interior custodiados por las fuerzas de seguridad. 

“Este ataque contra personas inocentes solo fortalecerá la unidad y la determinación del país para continuar su lucha implacable contra todo tipo de delitos y derrotar a quienes los apoyan”, declaró el Ministerio de Exteriores tunecino, que aseguró que la investigación continúa en curso para determinar responsabilidades. 

En 2002 esta sinagoga, la más antigua de la región del Magreb con 2.600 años de antigüedad, sufrió un atentado yihadista- reivindicado por el grupo Al Qaeda- con un camión cisterna cargado de explosivos que acabó con la vida de 21 fieles, la mayoría extranjeros. Tras dos años de cierre debido a la pandemia, el templo retomó sus actividades el pasado año. 

La festividad de Lag Ba’omer se celebra cada año en el día 33 de la Pascua judía y rememora el final de la epidemia de peste que segó la vida de 24.000 pupilos del Rabí Akiva (50-135), uno de los eruditos más importantes del judaísmo. 

La comunidad judía en Túnez contaba con 100.000 miembros en la década de los cuarenta y actualmente se estima en 1.300, concentrados principalmente en este pequeño enclave del sur del país, después de que la mayoría emigrase a Francia e Israel. 

El ministro israelí de Asuntos de la Diáspora, Amichai Chikli, señaló que “desgraciadamente, el incidente estuvo precedido por un tenso periodo de gritos y acoso a la comunidad judía en el lugar”, según su oficina. 

El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Eli Cohen, habló con el gran rabino de Túnez, Haim Bitan, y “le dijo que Israel está al lado de la comunidad en esta hora difícil”. Dijo que había dado instrucciones a los funcionarios del ministerio para que proporcionaran toda la ayuda necesaria. Israel y Túnez no mantienen relaciones diplomáticas formales. 

El Congreso Judío Europeo expresó su “conmoción e indignación”. Infobae/Hondudiario  

 

En nuestra Portada...

Coma