El FMI advirtió sobre un empeoramiento de las perspectivas para la economía mundial

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El organismo recortó su pronóstico de crecimiento global para el próximo año a 2,7%, desde el 2,9% visto en julio y el 3,8% en enero, y agregó que ve una probabilidad del 25% de que el crecimiento se desacelere a menos del 2%

Tegucigalpa, Honduras

El Fondo Monetario Internacional advirtió sobre un empeoramiento de las perspectivas para la economía mundial, destacando que los esfuerzos para manejar la inflación más alta en décadas pueden aumentar el daño de la guerra en Ucrania y la desaceleración de China.

El FMI recortó su pronóstico de crecimiento global para el próximo año a 2,7%, desde el 2,9% visto en julio y el 3,8% en enero, y agregó que ve una probabilidad del 25% de que el crecimiento se desacelere a menos del 2%.

El riesgo de un error de cálculo de las políticas ha aumentado considerablemente, ya que el crecimiento sigue siendo frágil y los mercados muestran signos de tensión, dijo el FMI el martes en su Perspectiva de la economía mundial. Alrededor de un tercio de la economía mundial corre el riesgo de contraerse el próximo año, dijo, y Estados Unidos, la Unión Europea y China continúan estancados.

El impacto del endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal se sentirá a nivel mundial, y la fortaleza del dólar frente a las monedas de los mercados emergentes y en desarrollo se sumará a las presiones sobre la inflación y la deuda.

Excluyendo la desaceleración sin precedentes de 2020 debido a la pandemia de coronavirus, el desempeño del próximo año sería el más débil desde 2009, a raíz de la crisis financiera mundial.

“Lo peor está por venir, y para muchas personas 2023 se sentirá como una recesión”, escribió el economista jefe del prestamista, Pierre-Olivier Gourinchas, en el prólogo del informe. “A medida que se acumulan nubes de tormenta, los formuladores de políticas deben mantener la mano firme”.

La advertencia se produce cuando los jefes de finanzas y del banco central se reúnen en Washington para las reuniones anuales del prestamista. Hablando en la inauguración el lunes, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, advirtió que los costos de endeudamiento más altos en EEUU, la economía más grande del mundo, están “comenzando a afectar”, mientras que el presidente del Banco Mundial, David Malpass, señaló el “peligro real” de una recesión global.

Sin duda, el FMI ve un mayor riesgo de que los bancos centrales hagan demasiado poco en lugar de demasiado en medio de presiones persistentes sobre los precios, un error que les costaría credibilidad y solo aumentaría el costo final de controlar los precios.

La inflación alcanzará su punto máximo a finales de este año, pronosticó el FMI, con una tasa anual del 8,8 %, y se mantendrá elevada durante más tiempo de lo esperado, y solo se desacelerará al 6,5 % el próximo año y al 4,1 % para 2024.

Para este año, el FMI prevé un crecimiento mundial del 3,2 %, sin cambios desde julio, pero más de un cuarto por debajo del 4,4 % proyectado en enero, antes de que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenara la invasión de Ucrania, lo que interrumpió los flujos de alimentos y combustibles y exacerbó inflación a nivel mundial.

La economía de la zona del euro crecerá solo un 0,5% en 2023, según el fondo, y el bloque verá la reducción de perspectiva más pronunciada entre las regiones del mundo. Alemania, Italia y Rusia verán sus economías contraerse.

Aunque la crisis energética en Europa provocada por el recorte de Rusia en las entregas de gas natural desafiará al continente este invierno, es probable que el próximo invierno sea aún más difícil, según el fondo.

Mientras los países lidian con la crisis energética que está elevando los precios, Gourinchas instó a las naciones a no implementar una política fiscal que vaya en contra de lo que intentan hacer los bancos centrales.

“Si tratas de hacer esto, es como tratar de conducir un automóvil con dos conductores”, dijo en una entrevista en Bloomberg Television. “No va a funcionar”, dijo, y agregó: “Quieres asegurarte de no crear nerviosismo en el mercado y de tener un plan fiscal que no agrave las presiones inflacionarias”.

Estados Unidos se expandirá un 1% el próximo año, sin cambios desde la perspectiva anterior. La perspectiva para este año fue la que más se redujo, a un crecimiento del 1,6 % desde el 2,3 % visto en julio.

Se prevé que las economías avanzadas crezcan un 1,1 % el próximo año, en comparación con el 3,7 % de los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

India será la que más se expandirá entre las economías más grandes del mundo el próximo año, con un crecimiento del 6,1 %. China crecerá un 4,4%.

La recesión en Rusia no será tan pronunciada como se esperaba en julio, y ahora se prevé que la nación se contraiga un 3,4% este año, en comparación con un pronóstico anterior del 6%. Brasil también vio aumentar su pronóstico para este año en 1,1 puntos porcentuales a 2,8%.

Existe el riesgo de que una economía global tormentosa impulse a los inversores a buscar activos seguros como los bonos del Tesoro de EEUU, empujando al dólar aún más y presionando la deuda de las naciones emergentes y en desarrollo.

“Ahora es el momento de que los formuladores de políticas de los mercados emergentes cierren las escotillas”, escribió Gourinchas. Eso incluye a los países elegibles que solicitan acceso al apoyo preventivo del FMI.

El mundo necesita avanzar hacia reestructuraciones ordenadas de la deuda a través del Marco Común creado por el Grupo de los 20 (G20) economías más grandes para las naciones de bajos ingresos más afectadas, escribió Gourinchas. Infobae/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma