El papa Francisco llegó a Portugal para participar en la Jornada Mundial de la Juventud 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El pontífice arribó este miércoles a Lisboa proveniente de Roma. En la sala VIP del aeropuerto mantuvo un encuentro con el presidente luso, Marcelo Rebelo de Sousa. 

Tegucigalpa, Honduras

El papa Francisco aterrizó a las 9:45 (hora local) de este miércoles en a la Base Aérea de Figo Maduro, en Lisboa, tras casi tres horas de vuelo. El avión había despegado del Aeropuerto Internacional de Roma/Fiumicino a las 8:00 horas, con destino a Portugal donde se celebra la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2023. 

Antes de partir, Francisco, como ya es costumbre, saludó en su residencia en la Casa Santa Marta a un grupo de personas acompañadas por el cardenal Limosnero Konrad Krajewski. En total, se trataba de unas quince personas, entre ellas, un grupo de jóvenes, niñas y niños, que están viviendo un período en una comunidad de recuperación, y que por tanto no pueden participar en la JMJ y tres abuelos con sus nietos. 

El pontífice llegó al aeropuerto de Fiumicino a bordo de un pequeño automóvil negro y ha sido recibido por el alcalde de Fiumicino y otras autoridades locales. Allí, ha embarcado en el avión, un Airbus A320neo de Ita Airways con cero impacto ambiental de CO2, según ha informado el Vaticano. 

Durante el viaje, en el que ha ido acompañado del séquito, unos setenta periodistas de diarios internacionales y la tripulación, el papa ha sobrevolado el espacio aéreo de cuatro países: Italia, Francia, España y Portugal. 

El papa mantuvo un encuentro en la sala VIP del aeropuerto con el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa. Posteriormente, se trasladó en automóvil al Palacio Nacional de Belém, residencia oficial del jefe de Estado, para la ceremonia de bienvenida y visita de cortesía al mandatario, seguida del habitual encuentro con las autoridades políticas y religiosas, en el Centro Cultural de Belém. 

Después del almuerzo, Francisco recibirá al presidente de la Asamblea de la República, Augusto Ernesto dos Santos Silva, y al primer ministro, António Costa. El último compromiso del día tendrá lugar en el Real Monasterio de Santa Maria di Belém para vísperas con el clero local. 

También habrá un encuentro con miembros de la iglesia portuguesa en el que se espera una mención a la investigación que destapó 4.800 abusos a menores en los últimos 70 años. 

Fuera del programa oficial, se ha anunciado una reunión de Francisco con un grupo de víctimas sobre la que no se han ofrecido detalles para proteger la privacidad de los participantes. 

Francisco también visitará Fátima, la ciudad al norte de Lisboa donde la Iglesia cree que la Virgen María se apareció a tres niños pastores pobres en 1917. 

Esta es la segunda visita a Portugal del pontífice, de 86 años, que en 2017 estuvo en el santuario de Fátima. 

Algunos portugueses han criticado los costes del evento en uno de los países más pobres de Europa Occidental, donde millones de personas tienen dificultades para llegar a fin de mes debido a los bajos salarios, la inflación y la crisis inmobiliaria. 

El gobierno local de Lisboa ha rechazado las acusaciones de partidos políticos y grupos de defensa de los derechos de que está retirando a los sin techo de las calles de la ciudad. Infobae/Hondudiario  

 

En nuestra Portada...

Coma