El valor de las remesas cae 15 % en México por el fenómeno del “superpeso” y la inflación

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** México tuvo una inflación general del 4.42 por ciento y el dólar un valor promedio de 16.84 pesos.

Tegucigalpa, Honduras

Las familias mexicanas receptoras de remesas obtienen un 15  por ciento menos en términos reales por la inflación y por el fenómeno del “superpeso”, la apreciación récord de la moneda local ante el dólar, lo que enciende las alertas para el poder de consumo a pesar del récord experimentado por estos envíos durante el primer trimestre del año.

México, el segundo mayor receptor de remesas del mundo, solo detrás de India, según el Banco Mundial, recibió un récord de 14.105 millones de dólares de sus ciudadanos residentes en el extranjero durante el primer trimestre de 2024, un aumento interanual del 1 por ciento.

Pero en marzo, cuando México tuvo una inflación general del 4.42 por ciento y el dólar un valor promedio de 16.84 pesos, un 8.33 por ciento menos que el 18.37 del mismo mes de 2023, los ingresos por remesas se contrajeron en 15.2 por ciento en términos reales en los hogares receptores, según el “Análisis de Migración y Remesas” del BBVA.

Además, el reporte indicó que durante el tercer mes de 2024 las remesas enviadas a México cayeron un 3.3 por ciento interanual hasta los 5.021 millones de dólares, con lo que «pone fin a una racha de 46 meses al hilo con incrementos, que inició en mayo de 2020 y terminó en febrero de 2024».

Un golpe particular a la frontera

La caída impactó en particular a la frontera de México con Estados Unidos, como Ciudad Juárez, donde los envíos que llegaron en el primer trimestre sumaron 89 millones de dólares, un 22 por ciento menos que los 113.9 millones de dólares del mismo lapso de 2023. Al considerar el valor en pesos mexicanos, el desplome es de un 29 por ciento.

“Si antes (las familias) recibían 100 dólares, que eran más o menos 2.000 pesos, ahora esos 100 dólares son 1.700 o 1.650 pesos y a eso agrégale la inflación, que todo está más caro», advirtió Thor Salayandía Lara, coordinador del Bloque Empresarial Fronterizo, en una entrevista con EFE.

El empresario agregó que, además de menos ingresos, los precios son cada vez mayores en la ciudad, que tuvo la séptima inflación más alta de México en marzo, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo que merma aún más el poder adquisitivo, sobre todo de los más pobres.

“El dinero que reciben es lo básico, para pagar la renta (alquiler) para pagar los servicios, la comida, y ahora que están así, recibiendo menos dinero, seguramente han tenido que estar haciendo otro tipo de cosas para completar”, lamentó.

El líder del sector privado señaló que la economía en la frontera “depende mucho del dinero que mandan los connacionales y eso le da cierto balance a la economía”.

“Si no lo tuviéramos estaríamos peor porque no tenemos las condiciones”, expresó.

Alejandro Sandoval Murillo, presidente de Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas en Ciudad Juárez, indicó que la mayor afectación proviene del aumento de precios.

“La afectación no creo que sea el tipo de cambio sino el ir al supermercado y ver que cada vez están más caros los productos porque la inflación persiste, esos son los factores que afectan mucho más, incluso más que el tipo de cambio”, indicó el especialista en finanzas.

El BBVA advirtió que en 2023 la proporción de las remesas ante el producto interior bruto (PIB) bajó a 3.5 por ciento desde el máximo histórico de 4 por ciento del año anterior por el fenómeno del “superpeso”. EFE.

En nuestra Portada...

Coma