Erdogan se impuso en la segunda vuelta electoral de Turquía, gobernará hasta 2028  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El polémico mandatario, que llegó al poder en 2003, derrotó al socialdemócrata Kemal Kiliçdaroglu luego de una ajustada primera vuelta. Lo oposición denunció graves irregularidades. 

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reivindicó este domingo su victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, un resultado que confirma su permanencia en el poder tras 20 años al mando del país. “Nuestra nación nos ha confiado la responsabilidad de gobernar el país durante los próximos cinco años”, dijo Erdogan a sus seguidores desde lo alto de un autobús en su distrito natal en Estambul. 

Tras el conteo del 98 por ciento de los votos, según la agencia oficial Anadolu, Erdogan, al frente del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamoconservador), alcanza el 52,1 por ciento de los sufragios, frente a 47,9 por ciento para su rival, el socialdemócrata Kemal Kiliçdaroglu. 

Los resultados confirman los pronósticos para esta segunda vuelta, en que el mandatario llegaba como favorito, pese al deseo de cambio de una parte del electorado, la inflación galopante y las denuncias de las restricciones de las libertades en un país en que hay decenas de miles de opositores presos o exiliados. 

“Mi verdadera tristeza es por las dificultades que esperan al país”, dijo el líder de la oposición laica, Kemal Kilicdaroglu, en sus primeras declaraciones públicas tras las elecciones, sin reconocer formalmente la derrota. 

Erdogan fue puesto a prueba como nunca antes en lo que se consideraron las elecciones más importantes de los 100 años de historia del país como república post-otomana. Kilicdaroglu formó una poderosa coalición que agrupaba a antiguos aliados de Erdogan, desencantados, con nacionalistas laicos y conservadores religiosos. 

Llevó a Erdogan a la primera segunda vuelta, el 14 de mayo, y estrechó aún más el margen en la segunda. 

Los partidarios de la oposición consideraron que era la oportunidad de salvar a Turquía de la autocracia de un hombre cuya consolidación del poder rivaliza con la de los sultanes otomanos. 

La oposición denunció varias irregularidades, incluyendo agresiones físicas contra observadores electorales en el sureste de Turquía. 

El partido socialdemócrata CHP, el partido del candidato opositor Kemal Kiliçdaroglu, habló  de numerosos casos de votos a nombre de personas que no estaban presentes en las papeletas, el registro de personas fallecidas como electores y la entrega de papeletas de voto pre-selladas. 

El vicepresidente del grupo parlamentario del CHP, Ozgür Ozel, declaró que un exdiputado de Estambul y varios observadores de urnas del partido fueron golpeados en Sanliurfa por denunciar las irregularidades. 

Según dijo Özel en Twitter, el incidente tuvo lugar en el pueblo de Karaali, en Sanliurfa, donde hubo un número insuficiente de gendarmes desplegados. 

Una de las observadoras agredidas declaró a Halk TV que le intentaron linchar en el pueblo, donde “en muchos lugares se amenaza y golpea a la gente que se opone a las irregularidades”. 

Ahmet Davutoglu, ex primer ministro del gobernante partido AKP y ahora opositor, también protestó por las palizas. En un mensaje en redes sociales aseguró que está recibiendo informaciones sobre votaciones de personas que no están incluidas en los registros. Infobae/Hondudiario 

 

En nuestra Portada...

Coma