Guterres asegura que la invasión israelí de Rafah puede provocar un “desastre humanitario”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** La nueva ronda de negociaciones coincide con la operación militar iniciada el lunes por Israel en Rafah.

Tegucigalpa, Honduras

El secretario general de la ONU, António Guterres, alertó este viernes de que la invasión terrestre de Rafah, en la Franja de Gaza, por parte de Israel podría provocar “un desastre humanitario épico”, después de que fracasaran esta semana las negociaciones para un alto el fuego en El Cairo.

“Un ataque terrestre masivo en Rafah provocaría un desastre humanitario épico y acabaría con nuestros esfuerzos por ayudar a la población ante la inminente hambruna”, declaró Guterres en una rueda de prensa durante la 69ª Conferencia de la Sociedad Civil de la ONU que se celebra en Nairobi.

“El derecho internacional humanitario es intachable: hay que proteger a los civiles”, enfatizó el secretario general, después de que las delegaciones del grupo islamista Hamás e Israel abandonaran este jueves las negociaciones de tregua en la capital egipcia sin resultados aparentes, tras participar durante dos días en conversaciones indirectas.

La nueva ronda de negociaciones coincide con la operación militar iniciada el lunes por Israel en Rafah, en el extremo sur de Gaza, en la que soldados israelíes tomaron el control del lado palestino del cruce de esa ciudad y donde al menos 35 palestinos se sumaron a los ya 35.000 que perdieron la vida en los siete meses de guerra.

Preguntado sobre si considera un genocidio los ataques israelíes contra la población palestina en Gaza, Guterres respondió que son los tribunales los que deben juzgarlo, pero incidió en la gran cantidad de civiles asesinados en la Franja desde que comenzó la respuesta de Israel tras el ataque de Hamás del pasado 7 de octubre.

“No necesito decir más de lo que voy a decir: el número de civiles muertos en Gaza no tiene precedentes. Hay más civiles asesinados en Gaza durante unos meses que los civiles asesinados tras la invasión rusa de Ucrania en más de dos años. Pero muchos más, más del doble”, abundó el máximo responsable de Naciones Unidas.

Guterres exigió la protección de la población civil, especialmente de las personas más vulnerables, como mujeres embarazadas, niños, heridos, enfermos o personas con discapacidad.

“Deben ser protegidas dondequiera que busquen refugio (…). El derecho internacional humanitario es una obligación”, zanjó.

Mientras “unas 100.000 personas se están desplazando hacia el norte desde Rafah” tras el inicio de la invasión, el secretario general relató que los socios humanitarios de la ONU alertan de que las instalaciones médicas “pronto quedarán inaccesibles o inoperativas” y de que se han quedado sin tiendas de campaña ni almacenes de alimentos en el sur de Gaza.

Guterres aseguró que la situación en Gaza está “en el filo de la navaja” y “el destino de palestinos, israelíes y de toda la región pende de un hilo”.

Destacó también las “repercusiones” que tiene la guerra en Gaza en la Cisjordania ocupada, donde hay “un repunte profundamente preocupante de la violencia de los colonos (israelíes), el uso excesivo de la fuerza humana por parte de las Fuerzas de Defensa de Israel, las demoliciones y los desalojos”.

Por todo ello, ahondó en la reclamación de la ONU de un alto el fuego inmediato y mantenido, la liberación incondicional de todos los rehenes y un aumento masivo de la ayuda humanitaria, al tiempo que urgió a la comunidad internacional a pedir eso mismo “con una sola voz”.

“Espero firmemente que sea posible dar un paso más y llegar a un acuerdo que permita al menos el fin del derramamiento de sangre y la liberación de los rehenes, así como el acceso sin trabas de la ayuda humanitaria”, agregó.

En ese sentido, pidió a Israel y Hamás que demuestren “valor político y no escatimen en esfuerzos” para lograr ese acuerdo. EFE

En nuestra Portada...

Coma