Hermanos del presidente Bukele fueron investigados como jefes de una red criminal

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

***Sus nombres figuran en el expediente fiscal “Catedral”, al que Infobae tuvo acceso, como sospechosos de ejecutar el pacto con las pandillas MS13 y Barrio 18. El presidente salvadoreño se encargó de desactivar la investigación.

Tegucigalpa, Honduras

Para finales de 2020 los informes y diagramas que resumían la investigación al entorno del presidente Nayib Bukele por sospechas de corrupción y asociaciones criminales con la MS13 y el Barrio 18 estaban en el despacho del ex fiscal general Raúl Melara.

En uno de los esquemas aparecen las fotografías y nombres de Karim Bukele y los mellizos Ibrajim y Yusef Bukele, los hermanos del presidente, como los principales tomadores de decisiones de la organización.

Los hermanos Bukele son, según los investigadores de la fiscalía salvadoreña, el “centro de poder” de la organización que coexiste con la presidencia de la república de El Salvador y cuyos principales alfiles, peones y protectores son funcionarios del gobierno que preside Nayib Bukele.

Se trata, dicen los agentes, de una organización que tiene una “finalidad delictiva” y cuyos objetivos más importantes son dos: “obtener lucro” y la “acumulación de poder”.

“Lo que convierte en delictiva una asociación u organización es su objetivo, al estar orientada a la comisión de delitos dolosos (con intención)”, escriben los fiscales en el expediente que, en la oficina del exfiscal general Melara, fue bautizado como Catedral, por el tamaño de la investigación y la gravedad de lo investigado.

Las investigaciones de Catedral llevaron a los fiscales a concluir que la organización que se supone dirigía los hermanos Bukele cometió varios delitos para obtener lucro y acumular poder.

Todos esos delitos se cometieron en tres operaciones: “La negociación con estructuras de liderazgos de maras o pandillas”, “la creación de plazas fantasmas en tiendas institucionales de la dirección general de centros penales” y la compra irregular de canastas básicas por parte del Ministerio de Agricultura y Ganadería durante la pandemia de Covid-19 y su uso con fines político-electorales, según el informe de Catedral.

En concreto, los fiscales investigaron delitos como actos arbitrarios, incumplimiento de deberes, falsedad documental agravada y peculado.

Infobae tuvo acceso a los documentos de la fiscalía y al resumen del Caso Catedral a través de dos investigadores, uno salvadoreño que trabajó de cerca con el fiscal Melara y con Germán Arriaza, el fiscal que dirigió la investigación en El Salvador, y otro estadounidense que ha colaborado con la fuerza de tarea Vulcan, el grupo especial de Estados Unidos, formado por agentes del Departamento de Justicia (DOJ en inglés) y del Departamento de Estado (DOS en inglés) que retomó las investigaciones de Catedral y alimentó un expediente abierto por fiscales del Distrito Sur de Nueva York (SDNY en inglés) que, según una publicación de la agencia Reuters, acusará al menos a dos funcionarios de Bukele por delitos relacionados con el pacto con la MS13 y el Barrio 18.

Desde septiembre pasado, Infobae confirmó la veracidad de los documentos con otro asesor del exfiscal Melara y con funcionarios estadounidenses, incluidos uno del Departamento de Estado y dos asistentes legislativos que han conocido las investigaciones de Vulcan y del SDNY.

El martes 28 de diciembre, Germán Arriaza, quien fue jefe de la unidad especial de la Fiscalía General que investigó Catedral, también confirmó a Reuters la autenticidad de los documentos acumulados en el expediente al que Infobae ha tenido acceso.

Arriaza, quien tuvo que salir de El Salvador, fue removido de su cargo como investigador jefe de Catedral por Rodolfo Delgado, el fiscal al que los diputados de Bukele impusieron en mayo de 2021, en parte para enterrar estas investigaciones que comprometen a sus hermanos y a funcionarios que son o han sido cercanos a él, como Carolina Recinos, su jefa de gabinete; Pablo Salvador Anliker, su ex ministro de Agricultura; Xavier Zablah, presidente del partido Nuevas Ideas y esposo de la secretaria de comunicaciones de la presidencia; y Juan Carlos Bidegain Hananía, ministro de Gobernación, entre otros.

Los fiscales de Catedral también pusieron la lupa en varios ciudadanos venezolanos, asesores del presidente Bukele, como parte de la organización, entre ellos a Sara Hannah Georges, la operadora nativa de Venezuela que, según investigaciones periodísticas, dirigió una especie de gabinete en la sombra durante la pandemia y ha estado involucrada en la planificación del lanzamiento de la aplicación digital Chivo Wallet, financiada por el gobierno Bukele con fondos públicos para poner a circular el bitcoin.infobae/hondudiario

https://www.infobae.com/america/america-latina/2021/12/29/los-hermanos-de-nayib-bukele-fueron-investigados-como-jefes-de-una-red-criminal-enquistada-en-el-gobierno/

 

URL Corta: https://bit.ly/3FHb3qt
¡Escanéame!
Coma
Coma