Japón expulsará a ocho diplomáticos rusos por los crímenes de guerra en Ucrania

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El primer ministro, Fumio Kishida, acusó a las tropas de Putin de un “comportamiento inhumano, no sólo en Bucha, sino también en otras partes del país”.

Tegucigalpa, Honduras

El Gobierno de Japón anunció que expulsará a ocho diplomáticos rusos de su territorio como represalia por los “crímenes de guerra” cometidos contra civiles ucranianos en la guerra de ese país, además de aplicar sanciones económicas adicionales.

El primer ministro nipón, Fumio Kishida, acusó a las tropas rusas de un “comportamiento inhumano, no sólo en Bucha, sino también en otras partes del país”, y citó entre ellos “los ataques a civiles y a instalaciones nucleares”, en una rueda de prensa este viernes.

Se trata de crímenes de guerra que nunca pueden ser tolerados”, afirmó Kishida, quien suscribió así “la más firme condena” que el G7 emitió en la víspera a través de un comunicado conjunto.

Japón sigue así los pasos de países de la Unión Europea y de Estados Unidos, que en días previos anunciaron la expulsión de diplomáticos rusos tras difundirse imágenes de la matanza atribuida a las tropas invasoras en la ciudad de Bucha, al norte de Kiev.

Entre los expulsados hay enviados diplomáticos de Moscú en Japón y representantes de la oficina comercial rusa en Tokio, según explicó en otra rueda de prensa la portavoz del Ministerio nipón de Exteriores, Hikariko Ono, quien no quiso detallar si el embajador ruso está afectado por la medida.

La portavoz añadió asimismo que “no se puede aceptar jamás” la “propaganda rusa que niega la matanza de civiles por parte de militares”.

El Ejecutivo nipón también anunció hoy que reducirá gradualmente sus importaciones de carbón ruso, así como sus compras de vodka, de maquinaria industrial y de ciertos productos de madera, otro movimiento coordinado con la comunidad internacional para incrementar la presión sobre Moscú.

Kishida señaló que la reducción de las compras de carbón “va encaminada hacia el cese de las importaciones”, y que se verá acompañada de otras medidas para evitar que tenga repercusión la producción energética nipona y en el suministro para los ciudadanos.

El primer ministro nipón señaló además que tiene previsto “tomar medidas para prohibir nuevas inversiones en Rusia” y congelar los fondos de los bancos rusos Sberbank y Alfa Bank, que se sumarían a las anteriores rondas de sanciones económicas aplicadas por Tokio en coordinación con la comunidad internacional.

En línea con el G7, Japón también aspira a reducir aún más su dependencia energética de Rusia, país del que también importa petróleo y gas natural, añadió.infobae/hondudiario

En nuestra Portada...

Coma