La adopción de la IA podría automatizar el 30% de las horas de trabajo en EEUU

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Varios empleos fueron identificados por el informe del Instituto Global McKinsey.

Tegucigalpa, Honduras

Los avances en la tecnología de inteligencia artificial (IA) pueden remodelar la fuerza laboral de Estados Unidos para finales de esta década, ya que las empresas adoptan cada vez más herramientas de IA para ayudar a automatizar tareas que ocupan casi un tercio de la semana laboral de los estadounidenses, según un nuevo informe del el Instituto Global McKinsey.

En la presentación, llamada “IA Generativa y el futuro del trabajo en Estados Unidos”, el organismo encontró que los avances en IA tienen el potencial de acelerar la automatización en la economía.

“Sin la IA generativa, nuestra investigación estimó que la automatización podría ocupar tareas que representan el 21,5 por ciento de las horas trabajadas en la economía estadounidense para 2030″, dijo el informe. “Con la IA generativa, esa cifra ha aumentado ahora al 29,5 ciento”.

Varios trabajos fueron identificados por el informe de McKinsey como aquellos que podrían ver una mayor parte de horas de trabajo automatizadas con la ayuda de la IA.

Entre otros, los profesionales en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática verían el porcentaje de sus horas de trabajo automatizadas aumentar en 16 puntos, alcanzando el 30 por ciento para 2030 en caso de una adopción acelerada de la IA.

En tanto, los profesionales de educación y capacitación laboral también podrían sufrir un aumento del 16 por ciento aunque estos campos ya tenían una base de automatización más baja sin la aceleración de la IA. Por lo tanto, la automatización guiada por IA solo representaría aproximadamente el 23 por ciento de las horas trabajadas de esos profesionales en 2030.

Otras categorías de trabajo con aumentos notables incluyen a los profesionales creativos y de gestión de artes, que verían un aumento de 15 puntos, llegando a aproximadamente el 25 por ciento de las horas trabajadas, además de los profesionales de negocios y legales, que verían un aumento de 14 puntos, llegando al 30 por ciento de las horas trabajadas.

Por el contrario, en otras áreas laborales el informe proyecta que la IA generativa tendrá un impacto menor a la hora de automatizar las tareas de los trabajadores durante el resto de la década: el trabajo agrícola solo vería un aumento de automatización del 3 por ciento; mientras que los trabajadores de producción y los técnicos de salud y bienestar verían un aumento del 4 por ciento, según el informe de McKinsey.

Los roles de trabajo en agricultura y producción tienen bases de automatización altas del 27 y 30 por ciento respectivamente, como puntos de partida, aunque los técnicos de salud están en aproximadamente el 15 ciento, según el informe.

Por otro lado, se proyecta que en todos los sectores de la economía los trabajadores estadounidenses verán un 8 por ciento adicional de sus horas de trabajo automatizadas para 2030 con la aceleración de la IA generativa, lo que elevaría el total de horas de trabajo automatizadas a aproximadamente el 30 por ciento.

Respecto de si la amplia adopción de la IA conducirá a la eliminación de un número significativo de empleos, el informe de McKinsey señaló: “Nuestra investigación no nos lleva a estimar pérdidas de empleo, aunque no podemos descartar definitivamente esa conclusión, al menos a corto plazo. Los avances tecnológicos a menudo causan interrupciones, pero históricamente, finalmente han impulsado el crecimiento económico y el empleo”.

En tanto, el servicio al cliente y las ventas, además de los roles de apoyo en oficinas, fueron los trabajos que el informe encontró más propensos a experimentar una disminución en la demanda de trabajo y un cambio modesto en las actividades laborales debido al avance de la IA. En menor medida, los servicios de alimentos y el trabajo de producción también fueron identificados como campos donde la demanda de trabajo probablemente disminuiría debido a la automatización acelerada por la IA.

De todas formas, aunque la demanda de trabajo en ciertos campos disminuye, el informe encontró que esas disminuciones podrían manifestarse en términos de un crecimiento general más lento en esos campos en lugar de una disminución neta entre ahora y 2030.

“Aunque no pronosticamos los niveles de empleo agregado, modelamos diversos impulsores de la demanda de trabajo para observar cómo podría cambiar la mezcla de trabajos, y esos resultados arrojan algunas ganancias y algunas pérdidas”, señaló el informe de McKinsey. “De hecho, las categorías ocupacionales más expuestas a la IA generativa podrían seguir agregando empleos hasta 2030, aunque su adopción podría disminuir su tasa de crecimiento”, concluyó el análisis. Infobae/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma