La DEA le declara la guerra a ‘Los Chapitos’: ahora 5 de ellos están entre los narcos más buscados

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***La mitad de los traficantes de drogas más buscados por la DEA son jefes y miembros de esa organización criminal. Iván Archivaldo Guzmán Salazar fue agregado recientemente.

Tegucigalpa, Honduras

La agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA, ha dejado muy claro que su nuevo objetivo es desarticular la facción del Cartel de Sinaloa que dejó Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. La prueba es su lista de los 10 narcotraficantes más buscados, donde están sus dos hijos mayores y tres asociados ligados al tráfico de fentanilo.

Así, jefes y miembros del grupo llamado ‘Los Chapitos’ son la mitad de los objetivos prioritarios de la DEA.

Por Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, el gobierno ofrece una recompensa individual de 10 millones de dólares, la segunda más alta. Por los otros tres traficantes, dos de los cuales ya fueron capturados, se estableció un pago separado de un millón de dólares.

“La DEA y sus socios policiales derrocaron al líder anterior del Cartel de Sinaloa, ‘Chapo Guzmán’, quien ahora cumple una sentencia a cadena perpetua por sus crímenes. Pero los hijos de ‘El Chapo’: Ovidio, Iván y Alfredo, conocidos como ‘Los Chapitos’, se convirtieron en los nuevos líderes”, dijo Anne Milgram, administradora de la DEA, al anunciar en una conferencia nuevos cargos criminales contra éstos.

“Ellos heredaron un emporio global de narcotráfico y lo volvieron más despiadado, más violento, más mortal y lo usan para distribuir una nueva amenaza: el fentanilo”, agregó.

Las autoridades afirman que la facción de ‘Los Chapitos’ encabezan el tráfico de pastillas y polvo de fentanilo, que mezclan con otros narcóticos o lo ofrecen en forma de píldoras en las calles y la internet. Su peligrosa potencia, que supera 50 veces a la de la heroína, ha matado a miles de estadounidenses.

“La crisis del fentanilo en Estados Unidos es impulsada en gran parte por el Cartel de Sinaloa, amenazando nuestra salud y seguridad nacional”, advirtió Lisa O. Mónaco, vicefiscal adjunta del Departamento de Justicia, en la conferencia.

Los otros tres ‘Chapitos’ en la mira

Los otros tres miembros de ‘Los Chapitos’ que son objetivos de captura de la DEA son Liborio Núñez Aguirre, alias ‘Karateka’, un hombre de unos 66 años. La agencia lo identifica como un “traficante de fentanilo del Cartel de Sinaloa” y alega que ha enviado a este país “vastas cantidades” de esa droga, tanto en polvo como en forma de pastillas.

De acuerdo con la acusación, en marzo y abril de 2022, el capo vendió unas 70,000 píldoras en EEUU. “Durante las negociaciones, Núñez Aguirre afirmó que las pastillas de fentanilo eran de ´Los Chapito’ y que podía vender hasta 500,000 pastillas de fentanilo una sola vez”, señala el Departamento de Estado, el cual ofrece y paga las recompensas por los arrestos de criminales de alto perfil.

Dicha mercancía se entregó en dos partes por asociados de la organización en Oceanside, California, y representaba una ganancia de $70,000 para los hijos de Guzmán. Pero la DEA decomisó el cargamento.

El pasado 4 de abril, un gran jurado federal en el Distrito Sur de Nueva York emitió una acusación contra ‘Karateka’ y otras personas, acusándolos de conspiración para distribuir fentanilo, posesión de ametralladoras y lavado de dinero. Son delitos que conllevan una condena a cadena perpetua.

En la infame lista de la DEA también están Silvano Francisco Mariano, de unos 42 años, y Carlos Omar Félix Gutiérrez, de aproximadamente 23 años. Se alega que ambos se encargaban de operar laboratorios clandestinos de ‘Los Chapitos’ en los cuales fabrican fentanilo con precursores químicos que compran ilegalmente en Asia.

El pasado 16 de marzo, ambos fueron arrestados cuando llegaron en vuelo comercial al aeropuerto de Bogotá, Colombia. Francisco Mariano y Félix Gutiérrez son mencionados en el mismo caso criminal de Núñez Aguirre. Ellos se encuentran en una prisión colombiana en espera de su extradición a Nueva York.

La entrevista a Iván Archivaldo Guzmán

Al revelar los nuevos cargos en tres distritos federales contra los hijos de Guzmán y sus asociados, el fiscal general Merrick Garland indicó que el Departamento de Justicia “está atacando todos los aspectos de las operaciones” de esta organización.

“Hemos acusado a proveedores en China que venden precursores de fentanilo al cartel; a un operador con sede en Guatemala que compra los precursores químicos en nombre del cartel; a operadores de los laboratorios clandestinos en México donde el cartel fabrica fentanilo; un proveedor de armas de fuego que las trafica desde Estados Unidos; líderes de las fuerzas de seguridad del cartel que aterrorizan a las comunidades; lavadores de dinero que permiten que el cartel financie sus operaciones; y a los líderes del cartel conocidos como ‘Los Chapitos’”, detalló Garland.

En total, el gobierno estadounidense interpuso cargos contra 28 líderes y miembros de este grupo. La acusación incluye asimismo a los hijos menores de ‘El Chapo’: Ovidio y Joaquín Guzmán López, por cuyas detenciones se ofrecen recompensas individuales de 5 millones de dólares. Ovidio Guzmán fue detenido en enerotras un operativo militar en su rancho en el poblado de Jesús María, en Sinaloa.

“El Cartel de Sinaloa es en gran parte responsable de la oleada de fentanilo en Estados Unidos durante los últimos ocho años”, dijo el fiscal general en la conferencia. “Ese aumento es el resultado de una red compleja e integral de fabricación y tráfico de fentanilo orquestada por el cartel”.

Iván Archivaldo es la más reciente adhesión a la lista de los más buscados de la DEA. Documentos judiciales lo describen como un criminal despiadado que torturó a un policía durante dos horas antes de quitarle la vida a balazos.

En una entrevista que concedió en 2018 a un colaborador de la revista belga Knack, este capo habló sobre una supuesta traición que el gobierno de México le hizo a su padre, se deslindó de la muerte de seis militares y aseguró que no está ávido de poder.

“Mi padre había depositado su confianza en las manos del gobierno mexicano y lo entregó a los estadounidenses como un trofeo. Nunca los perdonaré por eso”, dijo al medio y calificó a los políticos como “la mafia más legítima”, pues subrayó que solo usan sus cargos en beneficio propio.

“No tengo la ambición de ser importante y no me siento en absoluto importante. Si fuera y tuviera mucho poder, ¿tendría que esconderme constantemente?”, preguntó el hijo mayor de ‘El Chapo’ y aprovechó para negar su participación en un ataque en el que murieron seis soldados en 2016.

“En los últimos días, muchas personas de mi organización han sido asesinadas por esas acusaciones. Me parece injusto. El gobierno sabe que no hice eso”, afirmó.

‘El Chapito’ hablaba en la época en que Donald Trump estaba en la Casa Blanca y este fue el mensaje que le envió. “(Trump) nunca nos ganará la pelea. Somos mucho más fuertes que él”.

Luego reflexionó sobre la guerra contra las drogas. “Si los estadounidenses comenzaran a atacar a los carteles en su propio país, pero por supuesto harán todo lo posible para no dispararse en el pie. Se enfocan en Latinoamérica para desviar la atención”. Univisión/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma